Home Política Daniel Simancas: “Hay que entender que los estudiantes son un grupo nuevo que se está exponiendo al posible contagio, los protocolos que están cumpliendo no están adecuadamente implementados, no hay la capacitación suficiente a profesores”

Daniel Simancas: “Hay que entender que los estudiantes son un grupo nuevo que se está exponiendo al posible contagio, los protocolos que están cumpliendo no están adecuadamente implementados, no hay la capacitación suficiente a profesores”

by Kelvin Jarama

Daniel Simancas, médico epidemiólogo y director de Investigación de la Universidad UTE, en el programa Los Especialistas de Ecuador en Directo, expuso su punto de vista sobre el retorno a clases presenciales en medio de la pandemia, “hablo personalmente por mí, soy director de un centro de epidemiología, también a nosotros nos preocupa el tema del control de la pandemia, es decir, no hemos resuelto la pandemia, se han bajado los casos, hay una tendencia a la disminución, pero en otras provincias se mantiene el número de casos, por ejemplo, Pichincha, últimamente Guayas no ha reducido tantos casos, y otros cantones que están en lo mismo, no se ve una disminución tan importante como se esperaría, en este sentido hay que entender que los estudiantes son un grupo nuevo que se les expone, en este momento se está enviando a un grupo de profesionales, es decir, estudiantes y docentes, muchos de estos no están inmunizados, en los niños a pesar de que se ha permitido el uso de vacunas, demoraremos en vacunarlos, entonces no es que ellos estén exentos de enfermarse y contagiarse, por eso la preocupación existe, hemos visto las imágenes en la televisión de los protocolos que están cumpliendo, no están adecuadamente implementados, no hay la capacitación suficiente a los profesores, y probablemente lo que suceda es que, se den contagios en estos grupos de alumnos, contagios que pudieron ser prevenidos con un plan de retorno progresivo y seguro para nuestros niños, teniendo en cuenta una cosa fundamental, que podemos estar perdiendo una oportunidad de confianza por parte de los padres de familia, si se producen brotes en las escuelas y colegios, es muy probable que los padres de familia se queden con sus niños en casa, por ello, debe ser un plan seguro, concientizado, para que estos posibles brotes no sean en demasía y provoquen el rechazo de los padres de familia”, señaló.

Simancas indicó que, hay un doble escenario y efecto, entre escuelas y colegios, públicos, privados, en muchas instituciones privadas los niños, adolescentes, han viajado a Estados Unidos y se han vacunado, entonces hay colegios con muchos estudiantes vacunados, puesto que, han ido al extranjero a inmunizarse, en ese sentido hay otra realidad, ya que se van a relajar demasiado, no utilizarán medidas de protección, tendrán más contacto porque escuchan que entre vacunados no hay mayor riesgo, por el otro lado cuando se habla del voluntariado se expone a las personas de menores recursos, que no tienen mascarilla, alcohol, se los exhibe a la escuela porque quizás no tienen para el internet, ni computadoras, pero eso genera inequidad en la educación, “quizás estamos tratando de cubrir las ineficiencias del anterior Gobierno, en cuanto a educación, provisión de equipos de computación, de internet gratuito, con la entrada progresiva a la educación, es muy difícil mantener en jóvenes y niños las medidas de prevención, se debe estar vigilando que se mantenga la distancia, eso hace susceptible a que los niños se contagien, y se conviertan en vectores para llevar el virus a sus hogares, esto es lo que nos preocupa, estamos en conversaciones con los gremios de la salud. Iniciar las clases en la Sierra a dos semanas de concluir el período lectivo, es algo que no se entiende, sería más lógico decir cerremos el ciclo en la región Sierra y empezamos en septiembre, por tanto, en la Costa tratemos de hacer algún piloto en el sector rural, tratando de controlar estrictamente, incluso convocando a otros maestros para que ayuden a vigilar y controlar, por eso lado creemos que es apresurado, y que han utilizado el protocolo del anterior mandato que está desactualizado, por eso estamos preocupados”, enfatizó.

El epidemiólogo manifestó que, en cuanto al comportamiento de las nuevas variantes del COVID-19 se tiene un descenso sostenido, también disminución en la hospitalización, en la consulta por coronavirus, pero las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) no dejan de estar saturadas, en las provincias grandes se ha reducido la hospitalización, más no en UCI, esto quiere decir que hay pacientes que llegan muy graves, y eso significa que el sistema de salud se congestiona con muy pocos pacientes, “volviendo al tema de los niños y sus familias, si tenemos más pacientes, es probable tengamos lo que sucedió en marzo y abril del año pasado que fueron devastadores para el país, más de 12 mil muertos en tres semanas, y eso naturalmente hemos pasado suben los picos y bajan nuevamente, y posiblemente suban en julio si es que no se incrementa la vacunación, y se toman las medidas de prevención, parece que el mandato actual está más abierto al diálogo, se ven perfiles más científicos y técnicos, lo que me extraña es el tema de la educación, que no se hayan puesto de acuerdo entre el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Educación para tomar decisiones coherentes en medio de la pandemia, todos queremos que los niños regresen a clases y estamos consientes de los problemas de salud mental, pero por encima de eso está el control del virus, de la enfermedad, la muerte y las consecuencias de que un niño se infecte del COVID-19”, puntualizó.

“El ausentismo con respecto al tema de vacunación está aumentando, eso pasó en Chile, Irán, se deben hacer campañas de inmunización, se tiene que motivar a las personas para que se vacunen, de manera masiva, rápida, entender también que la gente no puede movilizarse, se podría decir que colocar centros gigantes de vacunación para que la gente acuda, no es lo más deseable porque en algún momento hay dudas, rumores, pero si se hace campañas de casa en casa, se va vacunando, habrá una presión importante sobre ese sector, como se ha hecho siempre, el Ministerio de Salud tiene una amplia experiencia y profesionales, el problema es la dirección técnica, que nunca hubo, pero ahora se ve más claridad, esperemos que pasen estas campañas de puntos de vacunación que no están resultando y se empiece a ir a cada hogar”, recalcó Simancas.

Aseveró que cuando a una persona ya le ha dado coronavirus, solo debe esperar 15 días después de haberse contagiado, para aplicarse la vacuna, “si usted se infecta tiene una probabilidad mayor del que no está contagiado, entonces es preferible que se espere un poco más, pero la gente puede volverse a reinfectar, es raro que se vuelva a infectar con la misma variante, pero no con otra, científicamente se ha demostrado que la vacuna protege más de las variantes, que la inmunidad natural o si se ha infectado. Hemos visto pacientes que se han infectado tres veces y van a UCI, que es lo más llamativo, por lo general la segunda infección es la más leve, entonces hay que vacunar a los que se han contagiado”, admitió Simancas, y dijo que, “las personas con secuelas del coronavirus pueden vacunarse porque no hay contraindicación a la vista, precauciones sí, tiene que conversar con su médico, avisar al Ministerio de Salud Pública, pero en general la ciencia no ha logrado encontrar algo contradictorio en los problemas de salud de las personas, al contrario si una persona con secuela de vasculitis se vuelve a contagiar, probablemente le vaya mal”.

Destacó que las investigaciones para la vacunación primero se hacen en adultos sanos, voluntarios, de entre 18 y 55 años, fueron los experimentos, luego se bajo a 16 años, a 12 años y ahora hay estudios que están en curso que van desde los seis meses, es decir, en bebés, posiblemente los estudios en niños salgan en septiembre, octubre o noviembre, “las metas de vacunación son muy grandes, 9 millones, hay que vacunar a más, es decir, de 11 a 12 millones de ecuatorianos, y sin contemplar a los niños, no se logra esta cifra, Ecuador tiene una población muy joven y tiene que incorporar a estos grupos de vacunación, si no, no se alcanzará la inmunidad colectiva”, aseguró el director y comentó que lo llamativo del hongo negro en India es que, ya llegó a Uruguay, “generalmente este hongo se da en personas inmunodeprimidas, es decir, que sus defensas están bajas por alguna condición, ya sea diabetes, coronavirus, entonces está relacionado, no es que a toda persona que haya tenido Covid podría desarrollar el hongo, eso es improbable, pero llama la atención que personas contagiadas presenten este hongo oportunista, que quizás tiene los mismos síntomas del Covid, dolor fuerte en nariz, en senos paranasales, incluso hay que hacer intervenciones quirúrgicas”.

La entrevista completa en nuestro canal de YouTube ⬇️

Related Articles