Home Política Enrique Santos Jara: “No es posible que todos los estudiantes que rindan la prueba de transformar entren a las universidades porque no depende de un examen, si no de los cupos que ofrezcan las instituciones”

Enrique Santos Jara: “No es posible que todos los estudiantes que rindan la prueba de transformar entren a las universidades porque no depende de un examen, si no de los cupos que ofrezcan las instituciones”

by editor

El doctor Enrique Santos Jara, expresidente Consejo de Educación Superior (CES), en el programa Los Especialistas de Ecuador en Directo, sostuvo una conversación sobre la eliminación del Examen de Acceso a la Educación Superior (EAES), “se ha creado un juego de palabras, un examen de admisión y evaluación de ciertas características para ingresar a la universidad no puede ser eliminado, mientras que, no se reforme la LOES (Ley Orgánica de Educación Superior), ya que estipula que habrá una prueba nacional para poder ingresar a las universidades, lo que ha comunicado el secretario de la Senescyt es que, se elimina la prueba que había sido instalada en los últimos años en el Gobierno del expresidente Lenín Moreno que se llamaba el Examen de Acceso a la Educación Superior, una prueba basada en el conocimiento, en el cual el señor secretario tiene razón de criticar, es decir, había cuatro o cinco arenales de conocimiento, matemática, literatura, etcétera y dentro de cada área existían grupos temáticos sobre los cuales se preguntaban, también fueron criticadas por quienes estuvieron en la educación superior en el año 2012, justamente porque esa era la vieja manera de hacer la admisión para cada universidad, y en ese momento se reemplazó por una prueba de aptitud”, manifestó.

“Lo que está diciendo el doctor Alejandro Ribadeneira es que, se elimina esta prueba de conocimiento denominada EAES que tomaba el anterior mandato, y en su lugar se mantiene una prueba nacional porque no se puede eliminar, mientras siga vigente la LOES, en donde el eje ya no serán los conocimientos, a repensar algo similar a lo que se medía antes, se olvida las aptitudes, y ahora se van a medir las competencias, habilidades, pero el sistema de acceso a las universidades sigue siendo el mismo porque el mismo secretario dice en sus declaraciones que: “estos exámenes obviamente dan un puntaje porque es una evaluación y permitirá a los jóvenes la oferta de cupos y carreras disponibles en las instituciones de Educación Superior”, es decir, cambia lo que se evalúa, pero el método de asignación no cambiará para este semestre porque es una medida que no toma solo el presidente de la República y el secretario hasta que no se reforme la LOES, puesto que no va ha ocurrir hasta fines de este año, en el mejor de los casos”, aclaró Santos.

El doctor acotó que, la eliminación del examen será para el próximo año, ya que así lo dijo claramente el secretario de Educación Superior, puesto que al culminar este período se cumplirá la oferta que hizo el presidente de la República, Guillermo Lasso, “luego se dio cuenta que eso no era posible y precisó que iba a eliminar el examen nacional de admisión, y solo se puede hacer vía LOES, entonces a partir del primer semestre cada universidad tomará una prueba, ahí está el problema que quizás hablemos más adelante, que tipo de pruebas van a tomar las universidades es otro punto”, enfatizó.

Recalcó que en la práctica lo que se propone es una nueva Ley Orgánica de Educación Superior, ya que la existente fue aprobada en el 2010, tuvo una reforma en el 2016 y en el Gobierno del expresidente Lenín Moreno fue reformada en agosto del 2018, se plantea ahora un borrador que prácticamente es una nueva ley, aunque tiene la figura de reforma porque enfatiza en cambiar las competencias de los organismos de aprobación de carrera, por ejemplo, se dice que las carreras no tienen que ser aprobadas por un orden público, en este caso por el CES, sino que, implementadas por las universidades y debe ser del actual CACES (Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior), el cual haga una evaluación, o sea, la carrera empieza a funcionar y luego de un tiempo la evalúa”, puntualizó Santos.

El expresidente del CES señaló que, el anuncio del secretario tiene dos elementos cruciales, primero elimina la prueba de conocimiento que se tomaba en el mandato del expresidente Lenín Moreno, lo cual es correcto, segundo se manifiesta que habrá un proceso de pasar al de admisión a las propias instituciones de educación superior, no solo a las universidades, también a los Institutos Tecnológicos Superiores, por ende, se habla de tomar un test en situación vocacional.

“El tema de más posibilidades de acceder a un cupo aún no se va a dar porque los cupos no dependen de la voluntad de la Senescyt, del gobierno, tampoco de los estudiantes, es decir, una universidad particular, por ejemplo, la Universidad de las Américas (UDLA) tiene un x número de cupos para medicina, considerando que cuando había categorización estaba en la A, obviamente como ellos cuentan con una carrera exitosa como medicina, no pueden admitir cualquier cantidad de estudiantes, o sea, no es un problema de dinero en el caso de ellos porque no tienen la infraestructura, equipamiento, ni la cantidad de profesores en el país para tener 2 mil estudiantes, así existan familias que estén dispuestas a pagar por los estudios, y lo mismo pasaría en una universidad pública porque ofrecen cupos en función al presupuesto del gobierno”, expuso Santos.

Destacó que podrían aumentar los cupos bajo dos perspectivas, en primer lugar aumentar el número de estudiantes por aulas, por tanto aumentando la carga de los docentes, pero lo que hace es deteriorar la calidad, y lo que ocurrirá es que entran 1.600 estudiantes al primer años y en la segunda mitad del año solo habían 400 cuando pasaban de año quedaban 200, es decir, un desperdicio de recursos que las universidades públicas no puedan dar, por tanto seguirá el sistema de gestión por calidad, pertinencia, “lo que ocurre al eliminarse la prueba de conocimientos se disminuye en algo esta dificultad que se pedía a los estudiantes que venían de una formación inicial, básica y de bachillerato de inferior calidad porque nuestro sistema sigue siendo un sistema educativo con desigualdad, es muy heterogéneo, a veces se dice que la particular es buena y la pública es mala, hay buena educación pública, instituciones de educación pública, también excelente educación en el privado, por otro lado hay una pésima calidad de educación pública, en general es mayor la cantidad de centros particulares que cuentan con una buena formación sobre los públicos, sin embargo, no es la única desigualdad, también está en los públicos de excelencia y otros que no tienen recursos, ya que se puede evidenciar en los centros educativos que están en las grandes ciudades comparados con las zonas rurales con la población más pobre. De los 5 grupos el 1 y 2 son los de escasos recursos, en escuelas, colegios, es decir, la población rural, indígena, afro montubia es la más pobre generalmente tiene baja calidad de educación, puesto que, al eliminarse una prueba de conocimiento, ellos tienen más posibilidades de ingresar a la educación superior, lo que se evaluará es la habilidad”, insistió Santos.

Mencionó que no es posible que los estudiantes que rindan la prueba de transformar, así se le cambié de conocimiento a aptitudes, sin embargo, no es posible que todos los que den la prueba entren a las universidades porque eso no depende de un examen, “si no de los cupos que ofrezcan las universidades, me parece que se están creando expectativas peligrosas y lo más arriesgado es que el próximo año se eliminaría la prueba nacional, esto regresará a las universidades, y cual es el problema que en las instituciones no tendrán pruebas diferenciadas como antes”, aseguró el doctor.

“La educación superior de tercer nivel en el Ecuador en el área pública, gratuita, no se puede modificar, hay personas que manifiestan querer regresar a las carreras autofinanciadas, eso no es posible al menos en las publicas porque hay una limitación constitucional, en cambio, lo que veo que estamos sufriendo desde antes de mejorar la calidad de educación en este país, en este momento tenemos siete universidades entre las mil mejores universidades del mundo, por las medidas que se tomaron antes, el problema está en que si no se incrementan los cupos no se puede abastecer la demanda, todos deben tener la misma posibilidad de entrar a la universidad, eso requiere que la formación de los bachilleres de alta calidad no tengan tantas desigualdades como ocurre en distintos países del mundo, es un primer problema que se debe solucionar, el segundo es el financiamiento de la educación del tercer nivel gratuita en las instituciones públicas, si esta reforma no va acompañada de una nueva propuesta de diversificación de alternativas de financiamiento para la universidad pública, esto no funcionará, únicamente las instituciones particulares ampliarán sus cupos porque cobran, tanto así que tienen sus límites, no se pueden abrir la cantidad de cupos que quieran, tendrán que abrir extensiones en provincias porque cuentan con el dinero para hacerlo, pero de que sirve a las publicas manifestar hacer nuevas extensiones, si no hay dinero para crear nuevas expansiones, la educación en línea va bien, no obstante no se hace de la noche a la mañana, eso requiere de una gran infraestructura, conectividad que va más allá de la entidad educativa, de que sirve tener carreras en línea, si hay un 40 % de la población que no tiene acceso a internet, y la mitad cuenta con una mala calidad de este servicio, por otra parte los estudiantes que deciden estudiar en la particular requiere el pago de pensiones, colegiatura, creo que si no se piensa creativamente en fondos que amplíen la capacidad de las universidades para crear extensiones, tener más equipamiento, poner carreras en línea de calidad, con equipamiento, profesores, internet de este tipo, ya que no depende de la universidad, más bien del Estado porque es muy difícil que se llegue a lo que se predica”, admitió Santos.

Santos explicó que, hay varias alternativas para el ingreso de estudiantes, ya que la LOES tiene que ser reformada, una posibilidad es que cada universidad de su propia prueba, otra es que sea cada facultad, también que se formen redes de universidades por áreas como territorio, las politécnicas, de las grandes ciudades, regionales, podrían ponerse de acuerdo para tomar una prueba común, parece razonable que las propias universidades establezcan un mecanismo de coordinación para esta prueba y lo hagan en conjunto con el Ministerio de Educación, cosa que ha fallado en este país desde toda la vida, ningún gobierno ha estado exento de este problema, “queremos que las cosas se hagan con mesura, en que se cambie la modalidad de examen, por ende estoy de acuerdo, pero no se puede crear ese imaginario que ha sonado en la prensa, de que ya no se dará el examen nacional, al menos este año sí”, detalló.

La entrevista completa en nuestro canal de YouTube

Related Articles