Home Seguridad Dos migrantes ecuatorianos fallecidos y otro desaparecido en la travesía a Estados Unidos

Dos migrantes ecuatorianos fallecidos y otro desaparecido en la travesía a Estados Unidos

by Kelvin Jarama

En las últimas horas se conoció del fallecimiento de dos migrantes ecuatorianos y otro que está desaparecido al caer al río Bravo, cuando intentaba cruzar la frontera hacia Estados Unidos. Las familias buscan ayuda económica para repatriar los cuerpos. 

Se trata de los jóvenes Jazmín Lema, Carlos Calderón y Vicente Lavanda, oriundos de Azuay y Loja, en el sur del país. El último caso es el de Lema, de 21 años y oriunda de Cuenca. Según el medio virtual El Vocero Azuay, ella migró con su hija de tres años de edad. 

Su hermana Jéssica, de 25 años, contó que la despidió en el aeropuerto de Quito y de allí partieron hacia México. El sueño de Jazmín era ser maestra y se preparó para rendir el examen de ingreso a la Universidad, pero ante la crisis económica decidió abandonar el país. 

Entonces contrató a un coyote para que le ayude a cruzar la frontera como indocumentada. Jéssica relata que cuando le escribía a su hermana le decía que estaba bien. La única novedad fue que la niña vomitaba y que por eso comía solo frutas, pero se repuso. 

El coyote le había dicho que si viajaba con niños era más fácil pasar y la oferta era llevarlas en bus hasta el punto más cerca de la frontera. De allí debían correr por unos 10 minutos, entregarse a la patrulla que custodia la zona y que por estar con la niña la dejarían pasar. 

De pronto Jazmín se desmayó y el individuo que los guiaba la abandonó. Solo un compatriota del grupo, con el que Jazmín había hecho amistad, se quedó en el sitio para reanimarla. Con el paso de los minutos y solos en el desierto la joven falleció.

 La familia abrió una cuenta en Go Fundme para conseguir donaciones para costear la repatriación del cuerpo, porque no tienen dinero. 

De esa misma forma, la familia Calderón intenta reunir alrededor de USD 15 000 para repatriar el cuerpo de Carlos de 24 años, oriundo del cantón azuayo de Paute. Él murió en el desierto de Carrizo-Spring, en el fronterizo estado de Texas. 

Fuente: El Comercio

Related Articles