Home Nacionales Cbo. De Policía va a juicio por abatir a dos delincuentes

Cbo. De Policía va a juicio por abatir a dos delincuentes

by Jaime De La Cruz

Los delincuentes fueron abatidos por el imbabureño Santiago Olmedo, en Riobamba, evitando que un adolescente sea su víctima.

Cuando el cabo segundo de la Policía Santiago Olmedo intervino en un robo a mano armada, en una de las calles de Riobamba, jamás imaginó que en pocos minutos él pasaría a ser el ‘delincuente’ que acuse la justicia.

A las puertas de una audiencia preparatoria de juicio, el uniformado imbabureño porta un grillete electrónico, como parte de las tres medidas sustitutivas a la prisión preventiva, por abatir a dos de tres delincuentes involucrados en el robo.

¿Qué sucedió?

Olmedo relata que el asalto fue el 11 de junio de 2021, día en el que con sus compañeros se encontraba en la ciudad de Naranjal, en la provincia de Guayas, realizando labores investigativas para desarticular una banda delincuencial, como parte de la Dinased (Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro).

“Estábamos regresando de Naranjal a Quito para hacer uso de nuestro franco (día libre), pero en el transcurso del camino, en Riobamba, más o menos a unos 200 a 300 metros antes de llegar al bypass, ya sobre la carretera, nos percatamos que un ciudadano estaba atentando contra la vida de otro, con un arma blanca”, relata.

En ese momento, decidieron bajarse del vehículo, que es de uso policial pero no un patrullero, para tomar el procedimiento, pero el sujeto que amenazaba a quien hoy se conoce era un menor de edad, corrió, siendo perseguido por Olmedo.

“Yo miro que el menor cae al piso y el delincuente corre, entonces salgo detrás de él, con el fin de detenerlo. Al llegar a una esquina justo ha estado esperando otro infractor de la ley, en una motocicleta, más un tercero, con un arma de fuego. Ahí vi en riesgo mi vida por lo que tuve que hacer uso progresivo de la fuerza y me tocó hacer uso de mi arma de fuego”, cuenta.

Uno de los delincuentes logró escapar, otro murió en la esquina donde sucedieron los hechos y el tercero falleció en el hospital, luego de ser atendido por los paramédicos que llegaron al lugar con ambulancias.

Detenidos para investigaciones

Tras no permitir que se consumara el robo a un menor de edad, Santiago Olmedo y otro policía fueron detenidos, por sus mismos compañeros de oficio, para que los jueces den su veredicto por las dos muertes dentro de este caso.

A Olmedo le pusieron un grillete electrónico, le prohibieron salir del país y le ordenaron presentarse dos veces por semana en la Unidad Judicial de Imbabura, donde tiene su lugar de residencia.

“Aunque parezca contradictorio, por el tipo de delito que se me quiere acusar, la pena es de 10 a 13 años de prisión. Esto nos preocupa a todos los ciudadanos y de hecho a todos mis compañeros policías, quienes van a pensar dos veces en actuar contra la delincuencia sin contar con el apoyo legal para brindar seguridad a la ciudadanía”, expuso.

Respaldo a la labor policial

Decenas de mensajes de apoyo ha recibido el policía Santiago Olmedo, tras hacer público su caso.

Desde la parte legal, mencionó que cuenta con el respaldo gratuito de un estudio jurídico, pero también con el aliento de los ciudadanos, quienes junto a sus familiares y amigos han protagonizado plantones en Imbabura y Riobamba, donde se desarrolla el trámite legal y sucedieron los hechos.

“Es una injusticia en este país que las leyes protejan a los delincuentes y no a gente de bien que hace su trabajo al proteger la vida de terceros. Ojalá en este caso la justicia brille y el señor policía sea declarado inocente y pueda seguir ejerciendo sus funciones. Ya basta de tanta injusticia”, expuso la ciudadana Guadalupe Morillo.

“La delincuencia nos gana la batalla por este tipo de casos, donde se sienten más protegidos que los mismos policías. El arma de dotación es para usarla en este tipo de circunstancias, donde existe amenaza inminente contra la vida de ciudadanos de bien”, agregó el jurista José Sánchez.

Para Olmedo, “hoy la gente está con miedo de salir de sus casas, porque la delincuencia está tomada las calles, pero cuando la Policía actúa nos vemos inmersos en este tipo de procesos penales”, por lo que cree que este caso marcará un precedente en la labor policial contra la inseguridad.

“Actuar contra la delincuencia siempre es un riesgo para nosotros los policías, no solo por los procedimientos que conlleva el trabajo, sino por los problemas legales como los que me encuentro inmerso”.

Santiago Olmedo

Cabo segundo de Policía

Related Articles