Home Seguridad En la capital los robos aumentaron en un 26%

En la capital los robos aumentaron en un 26%

by editor

‘Auxilio. Auxilio”. Son las palabras que se oyen en el video de 1 minuto con 12 segundos filmado por un ciclista que estuvo a punto de ser víctima de un robo. El hecho se produjo en el Parque Guangüiltagua y, al volverse viral, puso otra vez en discusión la inseguridad en Quito.  

Al final, la víctima sale ilesa y con su bicicleta. Sin embargo, no todos los casos terminan así. Tres meses atrás. Liliana Cabrera parqueó su vehículo afuera de su departamento en el barrio la Kennedy (norte).

Durante unos minutos, ya no recuerda cuántos, se quedó en el interior del automotor acompañada de su novio. Sin darse cuenta, tres personas se acercaron a las puertas. Con cuchillos y lo que parecía una pistola les quitaron dinero, una computadora y sus teléfonos celulares.  

Liliana solo atinó a gritar. Pero, hasta que alguien salió, los tres sujetos desaparecieron. Ese fue uno de los últimos robos antes de que la directiva de su calle decidiera que se colocaran cámaras y una alarma comunitaria. 

El robo que sufrió Liliana fue en agosto pasado. Según el Ministerio de Gobierno, ese mes se reportaron 464 robos a personas. Eso significó 134 más en relación al mismo mes, pero del año anterior.  

La Cartera de Estado reporta seis tipos de robos en sus estadísticas con corte hasta agosto pasado: a personas, domicilios, motos, carros, negocios y bienes, accesorios y autopartes.  

Todos ellos registran un incremento si se compara con el mismo período del año pasado. Por ejemplo, en lo relacionado a robos a personas, hasta agosto pasado se reportaron 3 563. Durante el mismo lapso, del 2020, la Policía reportó 2 825. Un incremento del 26%. 

Otro ejemplo: entre enero y agosto del 2020, el Ministerio de Gobierno reportó 1 334 robos de bienes, accesorios y autopartes. Sin embargo, la cantidad aumentó durante este año al llegar a 1 942.   

Si bien la intervención en seguridad es una competencia del Gobierno central, el Municipio actúa también en la aprehensión de personas con sospecha de haber cometido algún delito. De acuerdo con el Cuerpo de Agentes Civiles de Control, hasta el 11 de octubre pasado se aprehendieron a 629 personas.  

En el transporte público es donde más sucesos se reportan. Esto ocurre porque los Agentes de Control se concentran en las paradas y estaciones para colaborar con la seguridad. Las estaciones del Corredor Sur Occidental de La Magdalena y El Tejar son dos puntos con el mayor número de aprehendidos.  

Leonardo Bastidas fue víctima de robo en la Ecovía. Él contó que hace cuatro meses, sin darse cuenta, sustrajeron su teléfono móvil del bolsillo al bajarse. Cuando se percató ya estaba fuera de la estación y no pudo recuperar su celular.  

Otra modalidad de robo frecuente es a negocios. Según los datos del Ecu 911 Quito, entre enero y septiembre del 2020 se produjeron 243 alertas; mientras que este año hubo 262. 

Para el sociólogo Lautaro Ojeda, en el país no se ha ahondado lo suficiente para determinar con precisión las causas del aumento de los delitos. Señaló que hay factores como la pobreza y el desempleo que pueden incidir. 

Sin embargo, la falta de un trabajo más profundo no permite establecer un diagnóstico certero para implementar políticas públicas. A su criterio, esa realidad impide que se establezca, por ejemplo, qué causa incide más que otra para atacarla.   

Freddy Rivera, analista en temas de seguridad, explicó que en el caso de Quito sí hay un factor que pesa: la falta de coordinación entre el Ministerio de Gobierno y el Municipio.

Esa coordinación antes permitía la conformación de los consejos de seguridad ciudadana, el financiamiento de las cámaras para la vigilancia, la entrega de combustible y un aporte tecnológico en la comunicación para quienes están patrullando en motos. 

En el Concejo Metropolitano se conoció el Plan de Seguridad y Convivencia Pacífica 2021-2025. Daniela Valarezo, secretaria de Seguridad, dijo que el propósito es implementar un sistema integral de seguridad ciudadana para la gestión del espacio público. Para esto buscarán articularse con diferentes entidades y la ciudadanía.

A los ajustes en este plan tras el primer debate se suma el trabajo para elaborar tres ordenanzas. La primera tiene que ver con la restricción del porte de armas blancas en Quito.

La segunda es sobre el control del consumo de drogas en el espacio público; mientras que la tercera es sobre el cobro y uso de la tasa de seguridad que requerirá de un cambio tras la sentencia en contra de la Corte Constitucional.

Foto: Cortesía.

Related Articles