Home Economía Delincuencia en Ecuador impiden que la economía crezca un 3,5 % cada año

Delincuencia en Ecuador impiden que la economía crezca un 3,5 % cada año

by Jaime De La Cruz

El país podría crecer 3% más cada año si se redujeran los niveles de inseguridad. Hay un círculo vicioso: el desempleo genera delincuencia.

Todos los días se registran noticias sobre asaltos, muertes violentas y todo tipo de actos delincuenciales en el país. Esa realidad profundiza la crisis económica y deja a la ciudadanía con aún menos posibilidades de empleo e ingresos.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su estudio ‘Frontiers in the economics of crime: Lessons for Latin America and the Caribbean’, establece que los niveles crecientes de delincuencia impiden que la economía de la región crezca un 3,5% adicional cada año.

En el caso de Ecuador, el perjuicio llega al 3% del Producto Interno Bruto (PIB). Es decir, el país deja de producir alrededor de $3.000 millones anuales. Esa cifra representa casi el doble del presupuesto que se destina a salud pública entre 6 y 7 puntos de la recaudación del IVA.

Menos oportunidad laboral

Asimismo, en promedio, se están dejando de generar 100.00 nuevos empleos de calidad anualmente. Cada uno de esos trabajos requiere una inversión inicial, por parte del empresario o empleador, de $15.000.

En otras palabras, solo con reducir los niveles de delincuencia se podrían generar las condiciones para dar trabajo al 85% de los jóvenes que ingresan al mercado laboral anualmente en el país.

Lucía Patricia Arévalo, economista, explicó que la violencia, atada a la delincuencia, es un fenómeno creciente en América Latina. “Mientras la región tiene menos de 9% de la población mundial, representa 33% de los homicidios a nivel global. Además, tiene niveles de delito mayores que otras con igual desarrollo económico o ingreso por habitante”, dijo

‘La serpiente se muerde la cola’

La pregunta de fondo es: ¿cuál es la causa y el efecto? Es decir, ¿la crisis económica crea la delincuencia o al revés?

Sin embargo, la respuesta es que las dos son ciertas. El escenario es el de la serpiente que se come la cola, lo que significa que la falta de oportunidades es el caldo de cultivo de los delitos, pero, al mismo tiempo, una sociedad violenta ahuyenta cualquier tipo de inversión y reduce al mínimo el desarrollo empresarial.

Uno de los principales componentes de la seguridad jurídica para hacer negocios es que no exista un alto riesgo de que los recursos bien ganados por un emprendimiento o empresa desaparezcan en manos de ladrones y delincuentes. A la par, se necesita que el sistema de justicia castigue con celeridad y eficiencia cuando hayan cometido delitos.

Así, incluso la crisis carcelaria y del sistema de rehabilitación social representa una pérdida de ingresos de casi $1.000 millones al año.

Peligro para el turismo

Roberto Báez, empresario turístico, comentó que cada noticia sobre el aumento de muertes y asaltos le priva al país de centenas de visitantes potenciales.

“Nadie va a venir a pasar a un país donde te pueden asaltar a todas horas, por más que se promocione las maravillas que se tienen. Cada turista gasta entre $120 y $160 al día, y si no vienen eso representa ventas y oportunidades laborales perdidas”, acotó. (JS)

Violencia en Ecuador

* El número de asesinatos pasó de 6,8 a 7,8 por cada 100.000 solo en 2020.

* Más del 60% de los ecuatorianos cree que la delincuencia le impide acceder a mejores puestos de trabajo y niveles de ingreso.

Foto: Cortesía

Related Articles