Home Política Defensa de Jorge Yunda queda a la espera de la fecha para audiencia contra el juez Fabián Fabara

Defensa de Jorge Yunda queda a la espera de la fecha para audiencia contra el juez Fabián Fabara

by Jaime De La Cruz

La defensa del exalcalde de Quito Jorge Yunda completa la información requerida por los jueces provinciales Wilson Lema y Patlova Guerra dentro de la demanda de recusación planteada contra el tercer integrante del Tribunal de Juzgamiento que analiza el delito de peculado, Fabián Fabara; lo que resta es que se notifique a las partes con la fecha en la que se realizará la audiencia respectiva.

El viernes último, los jueces Lema y Guerra, quienes deberán analizar la recusación planteada contra Fabara, daban tres días término para que la defensa de Yunda complete información relacionada con el demandante.

Eso era necesario antes de seguir con la diligencia, que tendrá por un lado al exalcalde y sus abogados presentando los elementos para sostener que Fabara ha demostrado parcialidad en este caso, mientras que por el otro estará el juez provincial defendiendo su potestad de hacer preguntas de interrogatorio y contrainterrogatorio dentro de la audiencia.

El 21 de octubre pasado, en el inicio del decimosexto día de la audiencia de juicio contra Jorge Yunda y trece personas más, acusadas de un peculado ocurrido en la adquisición de 100.000 pruebas para detectar COVID-19 por parte de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, la defensa del exalcalde recusó al juez Fabara argumentando que ha mostrado su parcialidad dentro de la diligencia y que lo que buscaba el magistrado es sentenciar por el delito de tráfico de influencias en lugar de peculado.

El juicio había entrado en el momento en que era el turno de los acusados para presentar las pruebas para rechazar la acusación. Yunda y su defensa fueron los primeros en participar y les restaban tres testigos más.

“Es un juicio de recusación contra uno de los jueces, debido a que estaba anticipando criterios, interrogando, contrainterrogando, orillando a los peritos y testigos, y por la intención de él (Fabián Fabara), pues se da cuenta de que no existe el delito de peculado, pero está orillando a que sean sentenciados por el delito de tráfico de influencias. (…) Yo he pasado audiencias como fiscal y abogado, pero la experiencia le dice a uno a dónde quiere llevar el juez”, apuntó Édgar Molina, parte de la defensa de Yunda.

Molina asegura tener los audios que revelan la forma de actuar de Fabara al interrogar y contrainterrogar; incluso —dice— algunos en los que orilla a los testigos para que lleguen a otro punto, además de hacerles preguntas sugestivas bajo el pretexto de aclarar. “El código le permite aclarar algo que se ha dicho, y no se puede aclarar algo que no se ha dicho, no se puede deslegitimar el testimonio de un perito, y eso él lo ha hecho desde el día uno que empezó la audiencia”.

Desde el 29 de septiembre pasado son juzgados en audiencia el removido alcalde Yunda, quien es acusado como autor mediato del delito de peculado; el exsecretario de Salud Lenín Mantilla y Juan Alejandro Vinelli, gerente de Salumed S. A., ambos acusados como autores directos; y once personas más acusadas como coautoras, entre ellas, Ximena Abarca, exsecretaria de Salud; o Linda Guamán, excoordinadora técnica de la Secretaría de Salud.

El abogado de Yunda cree que entre mañana jueves y el próximo viernes serán notificados del día en que se realizará la audiencia. Molina dice no saber si los jueces Lema o Guerra aceptarán o negarán la recusación, pese a ello, de lo que sí tiene la certeza es de que la demanda debía ponérsela para dejar un precedente ante comportamientos parcializados en medio de una audiencia trascendental.

A diferencia de lo dicho por otros abogados defensores en este caso, Édgar Molina insiste en que, de aceptarse la recusación, quien únicamente debe separarse del caso es Fabián Fabara y no los otros dos jueces (Lema y Guerra). En lo que sí coincide con el resto de defensas es que el proceso, al tener otro miembro en el Tribunal, debe volver a cero e iniciarse nuevamente con la presentación de la prueba de la Fiscalía.

Related Articles