Home Internacionales En Afganistán las niñas son vendidas por sus padres para poder subsistir en medio de la grave crisis en la que viven

En Afganistán las niñas son vendidas por sus padres para poder subsistir en medio de la grave crisis en la que viven

by Kelvin Jarama

El dinero de la venta de Parwana solo mantendrá a la familia durante unos meses, antes de que Malik tenga que encontrar otra solución, dijo.

Parwana dijo que esperaba cambiar la idea de sus padres: tenía el sueño de convertirse en maestra y no quería renunciar a su educación. Pero sus súplicas fueron inútiles.

El 24 de octubre, Qorban, el comprador, que solo tiene un nombre, llegó a su casa y entregó 200.000 afganis (unos US$ 2.200) en forma de ovejas, tierras y dinero en efectivo al padre de Parwana.

Qorban no describió la venta como un matrimonio, diciendo que ya tenía una esposa que cuidaría de Parwana como si fuera una de sus propios hijos.

“(Parwana) era barata, y su padre era muy pobre y necesita dinero”, dijo Qorban. “Ella trabajará en mi casa. No la golpearé. La trataré como a un miembro de la familia. Seré amable”.

Parwana, vestida con una cubierta negra para la cabeza con una colorida guirnalda de flores alrededor de su cuello, escondió su rostro y gimió cuando su padre llorando le dijo a Qorban: “Esta es tu esposa. Por favor, cuídala, ahora eres responsable de ella, por favor no la golpees”.

Qorban asintió, luego agarró a Parwana del brazo y la condujo hacia la puerta. Mientras se iban, con su padre mirando desde la puerta, Parwana hundió los pies en la tierra y trató de apartarse, pero no sirvió de nada. La arrastraron hasta el coche que la esperaba, que se alejó lentamente.

‘Absolutamente catastrófico’

Desde la toma de poder de los talibanes, historias como la de Parwana han ido en aumento.

Aunque casar a niñas menores de 15 años es ilegal en todo el país, se ha practicado comúnmente durante años, especialmente en las zonas más rurales de Afganistán. Y solo se ha extendido desde agosto, impulsado por el hambre y la desesperación generalizadas.

Más de la mitad de la población se enfrenta a una inseguridad alimentaria aguda, según un informe de las Naciones Unidas publicado esta semana. Y más de 3 millones de niños menores de 5 años se enfrentan a desnutrición aguda en los próximos meses. Mientras tanto, los precios de los alimentos se disparan, los bancos se están quedando sin dinero y los trabajadores no reciben pago.

Casi 677.000 personas han sido desplazadas este año debido a los combates, según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (UNOCHA). Muchos de ellos viven en tiendas de campaña y chozas en campos de desplazados internos como la familia de Parwana.

Foto: Cortesía.

Related Articles