Home Seguridad Los ciudadanos buscan barrios más seguros en el Gauyas debido a la violencia

Los ciudadanos buscan barrios más seguros en el Gauyas debido a la violencia

by Jaime De La Cruz

Alrededor de las 09:00 cuando aparecieron al bordo de una motocicleta dos hombres que interceptaron un vehículo en la ciudadela Los Ceibos en la ciudad De Guayaquil; las huellas de los disparos quedaron impregnadas en las ventanas del automóvil.

Algunos de los moradores que circulaban por el lugar se escabulleron detrás de postes y jardineras de las casas cercanas, mientras que otros vecinos prefirieron no salir de sus casas y llamar a la Policía que se encuentra a dos cuadras del hecho suscitado.

Aunque el accidente ocurrió hace 3 días, la gente de este barrio todavía tenía miedo. “Ya no estamos seguros. Los criminales controlan cada vez más tierras, sin embargo, da miedo salir “, explicó Leonardo, quien vive en el ciudadela desde hace 10 años.

El hombre dijo que desde que se instaló en la zona, ha sido testigo de la huida de personas debido a la inseguridad en sus antiguos barrios.

De hecho, ese crimen generó que el presidente Guillermo Lasso decrete un estado de excepción en Guayas y otras provincias de la Costa.

Los datos oficiales indican que Guayaquil es la ciudad más violenta.

De allí que actualmente la urbe esté intervenida con más de 6 000 policías. Los uniformados, en un mes, intervinieron cuatro distritos considerados focos de violencia. Allí se han detectado la presencia de miembros de cuatro bandas delictivas, cuyas redes están dentro de las cárceles del país. En esa lista de zonas inseguras están Los Guasmos, Portete, Pascuales y Durán.

En este último la gente también ha optado por cambiarse de lugar de vivienda en el último año. Alfredo, de 55 años, es uno de ellos. Él con su familia se mudó hace seis meses a Samanes 4, en el norte de Guayaquil.

Él cuenta que en Durán vivía en el sector ocho de Los Arbolitos y cada día se levantaba con la noticia de algún asesinato. “Padre bendito, usted no tiene idea cómo es vivir ahora en Durán. Chicos de 15 y 16 años caminan con armas por las calles. En los parques se reúnen las pandillas y pasan consumiendo droga. Ese cerro de Las Cabras es lleno de sicarios. Por eso decidí venirme acá a la casa de una cuñada. Tengo dos hijos y mi deber es protegerlos”, señala.

Ahora, Alfredo y su familia viven en un lugar parecido a un conjunto cerrado. Los vecinos de ese sector se organizaron para cerrar las calles con compuertas de metal. Así evitan que desconocidos ingresen. Esta práctica cada vez se vuelve más común para resguardarse de la delincuencia.

Foto: Cortesía

Related Articles