Home Economía El Gobierno pone un nuevo plazo para duplicar el bombeo de crudo

El Gobierno pone un nuevo plazo para duplicar el bombeo de crudo

by Jaime De La Cruz

El Gobierno toma precauciones. La meta de duplicar la producción petrolera a un millón de barriles de crudo durante los cuatro años de gestión puede demorar más de lo planificado.

“Es un objetivo de mediano plazo. Siempre lo dije. Un objetivo de cinco a siete años plazo”, manifestó el presidente de la República, Guillermo Lasso, al ser preguntado sobre la duplicación de la producción petrolera en el contexto de la para de los oleoductos, a causa de los efectos de la erosión regresiva del río Piedra Fina, en la provincia de Napo.

Las declaraciones de Lasso implican que terminaría su período de cuatro años sin duplicar el bombeo de crudo, una de las principales políticas anunciadas desde la campaña.

Además, la propuesta se recoge en el Plan Nacional de Desarrollo 2021-2025. En el documento se señala que se llegará a producir algo más de 980 mil barriles por día hasta 2025.

La propuesta de Lasso tuvo críticas desde que llegó al poder. Duplicar la producción petrolera plantea retos complejos, como un aumento muy importante de inversión, considerando además lo poco atractiva que se está volviendo la industria petrolera a escala global, debido a las políticas que buscan frenar el calentamiento global.

Luego de la cumbre sobre el cambio climático en Glasgow (COP26), realizada en noviembre de este año, los gobiernos y las empresas se comprometieron a avanzar con mayor ímpetu hacia un mundo con cero emisiones de gases de efecto invernadero. La fecha marcada para llegar a ese objetivo es 2050, pero antes se estima que es necesario reducir las emisiones globales de dióxido de carbono en 45 % para 2030.

Para el experto petrolero Miguel Robalino, la promesa gubernamental de duplicar el bombeo era irreal porque los oleoductos con los que cuenta el país, el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), tienen una capacidad máxima de transporte de 800 mil barriles por día y que ese debía ser el objetivo.

Foto: Cortesía

Según Robalino, las autoridades debieron concentrarse en otros temas con el fin de incrementar la producción, como un cambio de gestión en Petroecuador y poner más énfasis en la zona del ITT.

A eso se suma el problema actual: la para de los oleoductos, pues tomará algunos meses normalizar su producción.

Ecuador ha perdido cerca de 533 millones de dólares por la suspensión del bombeo de crudo por sus oleoductos desde la Amazonía, a causa de la erosión natural en una zona del río Coca, lo que le ha obligado también a importar combustibles, aseguró Lasso.

El primer mandatario añadió que la esperanza del Gobierno es recuperar esa pérdida “con mayor producción petrolera durante el año 2022”.

Según el Ministerio de Energía, la construcción de la séptima variante del SOTE, ubicada en el sector de San Luis (provincia del Napo), se lleva a cabo conforme el cronograma planificado, con un avance de obra del 91 %. Mientras que el desvío del OCP tiene un avance del 62,6 % y espera que esté terminado la primera semana de enero de 2022.

El objetivo urgente del Gobierno debe ser construir la variante definitiva del oleoducto, sostuvo Robalino, porque la infraestructura que actualmente se desarrolla es temporal y el sector requiere una solución permanente, que dé certezas a los productores privados y futuras inversiones.

Related Articles