Home Seguridad Mafias intentan ingresar armas por ‘courier’

Mafias intentan ingresar armas por ‘courier’

by Jaime De La Cruz

En la tercera semana de noviembre las alertas se activaron. Al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito llegó una serie de paquetes por mensajería que asombró a los equipos de la Aduana y de la Policía. El primero contenía más de 2 000 balas calibre 22. Las municiones provenían de EE.UU. y estaban camuflados en envíos registrados como ropa, zapatos, herramientas y cosméticos.

Dos días después de ese hallazgo llegaron más encargos. Esta vez se trató de fusiles de guerra M4. Las armas estaban desarmadas y fueron camufladas en cosas esponjosas como edredones y prendas de vestir.

En ese momento, la Aduana envió informes a Fuerzas Armadas y a la Policía para dar aviso de este nuevo mecanismo de tráfico de armas. Esta última institución trasladó a especialistas en Criminalística e Inteligencia para que investiguen el destino que tendrían los paquetes ilegales y a los posibles responsables.

Las primeras investigaciones señalan que mafias de Guayaquil estarían detrás de estos cargamentos. Según las indagaciones, las bandas delictivas decidieron activar este nuevo mecanismo de tráfico para abastecer a sus hombres en las calles y cárceles del país. Incluso, existe información que en la logística de estos envíos estarían involucrados miembros de carteles mexicanos dedicados al narcotráfico.

Por eso, la Policía conformó un grupo de investigación para seguir las rutas de los paquetes contaminados. Así se descubrió que las bandas envían las armas desde Miami y Nueva York. Los remitentes colocaron nombres y apellidos, que se enviaron a la Embajada de EE.UU. para que en ese país se encarguen de rastrearlos.

Lo mismo ocurre en territorio ecuatoriano. Los investigadores descubrieron que una vez que los paquetes llegan a Quito debían ser trasladados vía terrestre a Guayaquil, Cuenca y Azogues. Todos los paquetes tienen algo en común: son enviados a oficinas de correos para que los destinatarios las retiren. Hasta el momento hay un detenido.

Desde el primer cargamento identificado hasta esta última semana, al país ingresaron más de 20 paquetes que llevaban las piezas, armas de fuego, compresores de aire y más balas.

Tanto para los agentes de la Aduana como para la Policía este mecanismo para traficar armas es nuevo. Por lo menos no se había visto desde el 2016. De allí que se ordenó en los aeropuertos de Quito y Guayaquil que todos los envíos de mensajería pasen por una verificación en una máquina de rayos X. Así descubrieron que también hay paquetes ilegales provenientes de Madrid, España.

La Policía sospecha que este nuevo accionar de las mafias se da por el bloqueo que Fuerzas Armadas en las fronteras con Colombia y Perú. Además, indican que las bandas narco delictivas están en proceso de abastecimiento de sus arsenales por al menos siete grandes incautaciones de armas en los últimos tres meses.

De hecho, una de las estrategias, según los agentes, que más ha funcionado es montar perímetros de control en los alrededores de las cárceles.

En la Penitenciaría de Guayaquil, por ejemplo, se han destinado más de 1 500 policías y militares para custodiar las vías y accesos a ese centro. Lo mismo ocurre en barrios y cantones considerados bastiones de las mafias. Uno de estos es Durán. Allí la Policía ha estructurado operativos antiarmas para detectar bodegas con fuertes arsenales.

Solo en noviembre se incautaron de más de seis fusiles, granadas, pistolas y más de 3 000 municiones. Existe información de que ese cargamento iba a la Penitenciaría para nuevos enfrentamientos entre bandas.

Por esta razón, los agentes de Inteligencia de la Policía sospechan que activaron el envío de armas por ‘courier’. La idea era no llamar la atención y por eso eligieron que los paquetes estén bajo el mecanismo de mensajería 4×4. Es decir, que no pese más de 4 kilos y su valor no supere los USD 400. Un valor significativo para el costo que representa cada arma. Según cálculos de militares, los fusiles M4 podrían costar hasta USD 10 000 en el mercado negro. Las municiones también tienen elevados precios.

La Aduana emitió una alerta a todos los agentes para que estén pendientes de los paquetes que llegan de estos países y que se incrementan en esta época del año.

Foto: Cortesía

Related Articles