Home Internacionales Francia busca concretar el pasaporte de vacunación con el voto de diputados

Francia busca concretar el pasaporte de vacunación con el voto de diputados

by Jaime De La Cruz

Tres días han pasado para que la Asamblea Nacional diera su respaldo esta pasada madrugada al proyecto de ley para imponer el pasaporte de vacunación en Francia, donde el Gobierno mantiene su voluntad de querer complicar el día a día a los no vacunados.

Con 214 votos a favor, 93 en contra y 27 abstenciones, el texto salió adelante pasadas las cinco de la mañana, hora local, después de que el primer ministro, Jean Castex, participara en la sesión para tratar de calmar los ánimos.

“Es lo correcto, no solo para el gobierno, sino para el país, los franceses y la lucha contra la pandemia”, expresó horas más tarde Castex en una entrevista en la cadena BFM TV.

El Ejecutivo confía en que el pasaporte entre en vigor en torno al 15 de enero, como anunció en un primer momento, pero ya no está en sus manos: el texto pasará ahora al Senado, antes de volver a la Asamblea para su ratificación y ser estudiado por el Consejo de Estado.

La introducción del proyecto de ley en la vida de los franceses supondrá que, para poder acceder a bares, restaurantes, centros culturales y otros lugares públicos, toda persona mayor de 12 años deberá presentar su certificado de vacunación con pauta completa -dosis de recordatorio incluida para quienes tengan la segunda al menos cuatro meses antes.

Solo quedan exentos los hospitales, donde se podrá mostrar, como hasta ahora, un test negativo para entrar, siempre que no sea una urgencia.

El proyecto de ley constaba de tres artículos, pero los diputados presentaron más de 650 enmiendas, lo que explica también por qué el debate se prolongó tanto.

Durante toda la tarde del miércoles y hasta las tres de la madrugada, las discusiones de los representantes se centraron en el fondo y en las inquietudes que despierta el texto, especialmente el control de identidad en caso de sospecha de fraude.

¿Cuáles son las razones fundadas por las que el responsable de un local podría hacer un control de identidad si cree que el pasaporte de vacunación es falso?

Finalmente, la bancada de Los Republicanos (que se dividió votando a favor y contra el proyecto) ha decidido acudir al Consejo Constitucional para que este órgano que vela por el respeto de la Carta Magna se pronuncie sobre esta cuestión, lo que seguramente retrasará más su puesta en marcha.

Campaña contra los no vacunados

De fondo, el tono electoralista se ha introducido ya en el discurso de la mayoría de los líderes de partido y candidatos a la elección presidencial, incluido el presidente, Emmanuel Macron, que para muchos ya ha iniciado su campaña si bien no ha confirmado aún su participación en los comicios de abril.

“A los no vacunados tengo ganas de fastidiarlos. Y vamos a seguir haciéndolo, hasta el final. Esa es la estrategia”, dijo Macron en unas polémicas declaraciones al diario Le Parisien, que propiciaron el levantamiento de la sesión en la Asamblea Nacional el martes, retrasando nuevamente el voto.

Un día antes, la oposición había aprovechado que en un error de cálculos los diputados de la mayoría no estaban en su total para votar a favor de la suspensión del debate.

Castex, jefe de Gobierno, defendió hoy a su presidente por decir “lo que muchos franceses dicen en voz baja”.

Para el primer ministro, la nueva ley, que permitirá además endurecer las sanciones a quienes usen certificados falsos con multas desde los 1.000 euros y hasta prisión, es una forma de empujar a los más reacios a vacunarse sin obligarlos plenamente.

“La sanción en caso de no vacunarse sería una multa, y el objetivo es vacunar, no ingresar dinero. Además, tendríamos muchas más dificultades para controlar esta obligación, el pasaporte de vacunación es mucho más eficaz”, insistió Castex.

En las últimas semanas, se ha visto un nuevo aumento en los datos de primovacunados, que se habían estancado. Este miércoles se inyectaron 70.000 primeras dosis, que elevaron a unos 53 millones la cifra de franceses que ya tienen al menos una.

Los casos positivos siguen disparados: el país registró ayer un nuevo récord con 332.252 en 24 horas, y se espera que el pico de hospitalizaciones (20.688 en la actualidad) llegue a finales de enero o principios de febrero.

Foto: EFE

Related Articles