Home Política Las autoridades anunciaron que se construirán nuevas variantes debido a la erosión del río Coca

Las autoridades anunciaron que se construirán nuevas variantes debido a la erosión del río Coca

by Jaime De La Cruz
Una alternativa vial y otra para el transporte del petróleo serán construidas por la erosión regresiva del río Coca.

Una alternativa vial y otra para el transporte del petróleo serán construidas por la erosión regresiva del río Coca. Así lo señalaron los ministros de Transporte, Marcelo Cabrera, y de Energía, Juan Carlos Bermeo, en una comparecencia a la Asamblea este jueves 27 de enero del 2022.

En la comparecencia que se dio por videoconferencia, Cabrera mencionó que la nueva vía para conectar a Quito y Lago Agrio tendrá 80 kilómetros de longitud, a un costo de construcción de USD 140 millones en un plazo de dos años. 

“Estamos a punto de llamar al proceso de contratación con financiamiento de la CAF (Corporación Andina de Fomento) de este tramo”, señaló el funcionario, quien también presentó un informe sobre la situación de otros ejes viales.

Por su parte, el ministro Bermeo comentó que la erosión del río se ha detenido, a casi ocho kilómetros de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, en la Amazonía del Ecuador. 

“Está detenida a 7 900 metros por 192 días. La explicación técnica hasta el momento es que al encontrar la erosión una roca competente de buena calidad se ha impedido que el paso de esa erosión se acerque hacia el sitio de la captación del proyecto Coca Codo”, dijo.

Sin embargo, el Secretario de Estado agregó que “dada la cercanía del volcán Reventador, dadas las condiciones de la morfología de los ríos, y la hidráulica fluvial de la zona” se requiere construir otra variante para el transporte de crudo por el margen derecho del río Quijos.

“Esta solución definitiva tiene un presupuesto estimado de USD 200 millones y un plazo de ejecución de 24 meses”, precisó el gerente de Petroecuador, Ítalo Cedeño, quien aseguró que “no se paralizarán las operaciones del bombeo del oleoducto y poliducto Shushufindi–Quito mientras se realizan estos trabajos”.

La nueva infraestructura estaría situada al lado opuesto de las otras siete variantes que se han construido en la zona, tras detectarse el fenómeno natural. Las autoridades comentaron que el año pasado se tuvieron que apagar las operaciones de 3 000 pozos petroleros, lo que ocasionó pérdidas por más de USD 500 millones por más de 15 días. 

Related Articles