Home Internacionales Salvador Ramos y sus amenazas en redes sociales

Salvador Ramos y sus amenazas en redes sociales

by Jaime De La Cruz

El autor de la matanza de Uvalde amenazó en plataformas digitales con tirotear escuelas y violar a chicas.

En los meses previos a la matanza que perpetró Salvador Ramos en Uvalde (Texas), Ramos compartió amenazas violentas en redes sociales, en un anticipo de lo que ocurriría después en la escuela de primaria. En redes sociales como Instagram y, sobre todo, Yubo, una plataforma recientemente acogida por los adolescente ocurrieron estas amenazas y mensajes violentos.

La red social fue puesta al tanto de este comportamiento, pero no hubo ninguna medida relevante contra Ramos ni las autoridades tuvieron conocimiento de ello, aseguran los usuarios.

Estos usuarios también reconocieron que no se tomaron demasiado en serio las amenazas, dentro del habitual lenguaje abusivo que existe en redes sociales.

«Es como se habla ‘online’», dijo una chica sobre esas amenazas a ‘The Washington Post’. «Cállate antes de que te pegue un tiro», espetó Ramos en un foro de Yubo en una ocasión, dijo una usuaria. Pero creyó que no era nada porque «los chavales bromean de esa forma».

Amanda Robbins, una chica de 19 años, aseguró a CNN que Ramos le dijo que rompería su puerta y la violaría en medio de una conversación compartida con otros usuarios. También dijo que había visto amenazas similares por parte del autor de la matanza hacia otras chicas.

Hanna, una usuaria canadiense de 18 años, dijo que informó a Yubo sobre Ramos después de que este le dijera que tirotearía su escuela, la violaría y asesinaría a su madre durante una sesión en directo en la red social. Ramos fue bloqueado, pero readmitido a Yubo poco después.

En otras, compartía mensajes perturbadores, como la foto de un gato muerto. «Todo el mundo merece ser violado», escribió en una ocasión. También puso una imagen con un recibo de la compra de uno de los fusiles de asalto que utilizó en la matanza. Alguien le preguntó si iba a «tirotear un colegio o algo así». «No, deja de preguntar cosas estúpidas, ya verás», fue su respuesta.

Las amenazas más específicas y reales en redes sociales las hizo minutos antes de la matanza: «Voy a tirotear a mi abuela», «voy a tirotear una escuela de primaria». Ambas las cumplió.

Related Articles