Home Política Justicia niega ‘habeas corpus’ a Leonidas Iza

Justicia niega ‘habeas corpus’ a Leonidas Iza

by Jaime De La Cruz

Aunque Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), fue liberado en el proceso de investigación por paralización de servicios públicos, aspiraba a que con el recurso de habeas corpus que interpuso se disponga que el gobierno de Guillermo Lasso deje de perseguirlo y hostigarlo. El recurso le fue rechazado este 15 de junio.

En el Complejo Judicial de Latacunga (Cotopaxi) se desarrolló una audiencia que se extendió poco más de seis horas para sustanciar este recurso constitucional y estuvo a cargo del juez Rómulo Núñez.

A esta diligencia acudieron el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, y su defensa técnica encargada en el abogado Carlos Poveda, luego de haber obtenido su libertad inmediata la noche del martes, cuando la jueza Paola Bedón, de la Unidad Judicial Penal de Latacunga, dictó medidas alternativas a la prisión preventiva, en una investigación por paralización de servicio público, tipificado en el artículo 346 del Código Orgánico Integral Penal, en la que él es considerado autor mediato.

El juez Núñez reconoció que la audiencia de habeas corpus se realizaba aun cuando Iza no estaba detenido. No obstante, la Corte Constitucional (CC) ordenaba que debía existir un pronunciamiento sobre el fondo.

Es así que después de escuchar a los accionados y accionantes concluyó que no pudo advertir la violación de los derechos constitucionales de Iza en la detención; que no se advirtió arbitrariedad; que hubo contradicciones en los testimonios que presentó el accionante; y no se advirtió que hubo privación ilegal, ilegítima y arbitraria y tampoco amenazas a su vida.

La defensa técnica del dirigente reconoció que no cabía un habeas corpus, pues Iza no se encontraba detenido, pero se esperaba un pronunciamiento del juez para que demande una reparación integral de parte del gobierno de Guillermo Lasso para que cesen los “actos de hostigamiento, persecución, la instalación de cámaras, la infiltración de gente, de inteligencia y contrainteligencia, y que se proteja la integridad física y psicológica de él y su familia”, explicó Carlos Poveda.

Pero para el magistrado, el argumento de Iza de que hay una persecución política en su contra, hostigamiento no tiene elementos probatorios que permitan demostrar la presunta actuación del régimen.

Esta fue una audiencia mixta en la que de forma presencial se encontraban Leonidas Iza, sus abogados y varios de sus compañeros de la Confederación; mientras que de forma virtual participaron los representantes legales de la Policía Nacional, de la Procuraduría General del Estado y de los ministerios de Defensa y Gobierno.

Iza relató al juez que cuando fue detenido le leyeron sus derechos entre los límites entre Cotopaxi y Pichincha. Que cuando fue trasladado a la Unidad Judicial de Pichincha le leyeron sus derechos en su lengua materna y que ahí lo tuvieron por más de quince horas sin comer y solo le dieron un pan.

Que se sentía intimidado porque lo vigilaban oficiales de las ramas de la Policía Nacional que iban armados y le preguntaban cosas de su vida personal pese a que él se había acogido al silencio.

Que fue llevado a la Escuela Militar Eloy Alfaro, en donde lo subieron a un helicóptero y lo trajeron a Latacunga, para luego ser llevado a la Base Aérea de Latacunga… Para él, esto respondía a una persecución política.

Iza insistió en que lo golpearon y que no sabía por qué fue detenido. Dijo que esa noche se armó un operativo policial y militar para, supuestamente, realizar controles de tenencia de armas, pero él se enfrentó a una “emboscada”, pues no le revisaron el vehículo y, al contrario, lo detuvieron.

Acusó al Gobierno nacional de perseguirlo, pues cuando lo registraron, encontraron en sus bolsillos una cinta métrica, dos euros y $ 1,55; y enfatizó que “jamás estuvo cerrada la vía”, en referencia a la Panamericana sur, a causa de las protestas.

Al final de este acto, Poveda anunció la apelación verbal a la siguiente instancia que es la Corte Provincial de Justicia y no descartó el insistir ante la Corte Constitucional.

“Apegados a la lucha, sin hacer vandalismo, sin atentar al derecho de nadie, vamos a mantener esta movilización nacional. Colectivos, estudiantes, los transportistas deben conocer, no pueden estar pensando solo en sus beneficios… Esta lucha es conjunta, colectiva, no convertirla en escenarios electorales, sino en la lucha de reivindicación económica”, dijo a la gente desde el cajón de una camioneta.

Insistió en que mientras que el Gobierno no atienda sus pedidos las paralizaciones se mantendrán, seguirán saliendo a las calles.

Foto cortesía.

Related Articles