Home Actualidad Movimiento indígena dice no a todas las propuestas de Lasso y advierten ir a Quito a sacarlo

Movimiento indígena dice no a todas las propuestas de Lasso y advierten ir a Quito a sacarlo

by Jaime De La Cruz

Al movimiento indígena que lidera Leonidas Iza le parece “irrisorio” e “insuficiente” el paquete de medidas anunciadas la noche del viernes por el presidente Guillermo Lasso, como aumentar de $50 a $55 el Bono de Desarrollo Humano, perdonar deudas de hasta $3.000 en la banca estatal (BanEcuador), recibir créditos de hasta $5.000 para agricultores y el subsidio del 50% de la úrea, entre otros.

Por eso ratificaron que avanzarán desde varias comunidades y regiones del país a Quito para intensificar las manifestaciones. El estado de excepción no les da miedo, dijeron, más bien los fortalece, desafiaron.

Uno a uno, hasta llegar a Iza, fueron hablando los dirigentes de las organizaciones aliadas a la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Y todos coincidieron en lo mismo: minimizaron las propuestas de Lasso, rechazaron su pedido de diálogo y advirtieron que lo derrocarán si no les da lo que ellos piden.

A Gary Espinoza, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), las medidas anunciadas por Lasso le parecen “un parche”.

Dijo que subsidiar la úrea no resuelve el problema del agro e insistió, como el resto del movimiento, en que mejor les subsidien la gasolina. “Si usted no puede gobernar, dé un paso al costado”, le aconsejó.

Desde las calles de Quito se conectó Jatari Sarango, vicepresidente Fenocin, para decir que no le temen al uso progresivo de la fuerza que Lasso no dudará en aplicar si la protesta se torna más violenta. Según este dirigente, ya están en “la última protesta”, de aquí no hay otra, y el objetivo lo corearon con megáfono: “Fuera Lasso, fuera”.

Llegó el turno de Samuel Lema, representante de la Feine, los indígenas evangélicos. El viernes ya no invocó a Dios para que ilumine a Lasso, como hizo el jueves, ni leyó un versículo de la Biblia.

Ahora fue más desafiante: “le hemos dado 48 horas para que usted pueda responder. Pero usted ha decretado estado de excepción, eso no nos va a detener”.

Sobre el aumento del bono, Lema respondió: “¿acaso le estamos pidiendo? con cinco dólares no alcanza para el aceite, que está caro… Nuestra gente necesita un bono digno”, pero no le puso un valor a lo que considera adecuado, ni propuso de dónde saldrían los fondos.

Lema también criticó la oferta de duplicar el presupuesto para la educación intercultural bilingue. “¿y dónde quedan las becas? ¿y cómo queda la infraestructura?

Además le pareció insuficiente la oferta presidencial de dar créditos de $5.000 para los agricultores. “Con eso no podemos hacer nada, no avanza”.

Y depués de tantos no, Lema reveló el más crucial: “no queremos diálogo, queremos respuestas, y estas que nos ha dado, no son viables”.

Finalmente mandó un mensaje a Lasso: “ya la gente no le quiere escuchar, si no puede gobernar, ¡afuera!”.

Después de que todos minimizaron el paquete de propuestas para propiciar un diálogo y retomar las actividades económicas en el país, llegó el turno de Iza, quien consideró que “por más limitadas que hayan sido las respuestas del Gobierno, esto es un triunfo de la movilización de esta semana”.

Iza le cuestionó a Lasso por qué esperó una semana de movilizaciones para anunciar estas medidas. Lo llamó “metiroso” y “mediocre” en el manejo de la confrontación con el sector indígena, y dudó de sus propuestas porque “son puras palabras, no hay papeles”.

Dijo estar “totalmente de acuerdo” en el punto de la condonación de deudas de hasta $3.000 en BanEcuador, “pero no hay documento”.

A diferencia de los que le antecedieron en la palabra, Iza sí consideró adecuado el subsidio de la úrea y el aumento del bono “en algo servirá”, aunque pidió que mejor le devuelvan esa ayuda a quienes se la han quitado.

También se mostró conforme con los créditos para el agro de $5.000, aunque, como en todo lo anterior, lo que le hace dudar es que “no hay documento, solo palabras”.

Finalmente recordó la exigencia de bajar y congelar el precio de los combustibles y pidió que se derogue el decreto de estado de excepción en las provincias donde ellos se están movilizando.

No convencen las propuestas de Lasso y la paralización del país continúa por decisión de Iza y los suyos, a quienes nada les convence: “ratificamos la lucha, desde este momento preparamos la movilización, ingresaremos a rechazar esta política en Quito”.

Foto cortesía.

Related Articles