Home Nacionales Central eléctrica Tisaleo continúa tomada por cientos de indígenas

Central eléctrica Tisaleo continúa tomada por cientos de indígenas

by Jaime De La Cruz

Pese a que la subestación Tisaleo, ubicada en la provincia de Tungurahua y que opera a nivel de 500 mil voltios, está ocupada por varias comunidades indígenas de la zona, desde la noche de ayer miércoles, el servicio de transmisión de energía eléctrica para todo el país cubre 100% la demanda nacional, así lo confirmó este jueves 23 de junio la Corporación Eléctrica del Ecuador – CELEC EP.

Por presión de los dirigentes comunitarios, la subestación está desenergizada y fuera de operación desde las 20:58. Estas instalaciones transportan la energía desde la central Coca Codo Sinclair hasta la subestación Chorrillos (en Guayaquil) para la zona sur del país.

Sin embargo, con la finalidad de garantizar la entrega de energía para esa zona, la Unidad de Negocio CELEC EP Transelectric, en coordinación con el Operador Nacional de Electricidad – Operador CENACE, realizaron las coordinaciones necesarias, mediante el acondicionamiento del Sistema Nacional de Transmisión y así dar continuidad al servicio.

Hasta la mañana de hoy, las instalaciones continuaban ocupadas por alrededor de 150 manifestantes, quienes han expresado que no se retirarán del lugar, “mientras el Gobierno Nacional no atienda las demandas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y otras organizaciones”, manifestó uno de sus dirigentes.

Mientras que los operadores de la subestación que temporalmente fueron retenidos ya fueron liberados, pero no han podido abandonar el lugar debido a que están bloqueadas todas las vías de acceso.

El ministro de Energía y Minas, Xavier Vera, ha señalado que la operación del sistema eléctrico no se ha detenido, pues “ha sido un trabajo de comunicación continua entre nuestros sectores”.

Ayer, alrededor de 300 indígenas ocuparon a la fuerza la central eléctrica en el marco de una protesta que ya completa once días contra el Gobierno.

“Entraron aproximadamente 300 personas de varias comunidades indígenas y campesinas a las instalaciones de la subestación eléctrica Tisaleo”, en la provincia de Tungurahua, dijo el ministro de Energía y Minas, durante una entrevista radial.

La toma ocurrió en la noche del miércoles, “al comienzo de forma pacífica”, pero luego “raptaron a los operadores” por negarse a suspender el servicio eléctrico, añadió.

Sin embargo, la planta consiguió mantener el fluido eléctrico en un ataque que pudo afectar a la ciudad de Guayaquil. “Esto no es trivial, esto no es al azar. Yo creo que hay un trabajo de inteligencia macabra porque esta subestación es fundamental”, denunció el jefe de la cartera.

Foto cortesía.

Related Articles