Home Nacionales Afiliado al IESS lleva más de dos años sin recibir sus terapias

Afiliado al IESS lleva más de dos años sin recibir sus terapias

by Kelvin Jarama

Ricardo Cabrera, quien fue campeón nacional de pinpong en 1992, sufrió un accidente de tránsito en marzo de 2015, el cual le dejó un mes en terapia intensiva y dos meses más de recuperación en el Hospital Vernaza.

Desde ese año, ha estado en terapias físicas para recuperar su movilidad, sin embargo, desde 2017, la esperanza regresó a su hogar cuando esa casa de salud incorporó la máquina Lokomat, que es un robot médico que ayuda en las terapias fisiátricas y su principal labor es que los pacientes recuperen la habilidad de caminar.

Sin embargo, desde 2020 no ha recibido su terapia física en el Hospital Báscio Durán del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) con la máquina Lokomat, que utiliza tecnología robótica para el tratamiento de pacientes que perdieron la movilidad. Es el único equipo de esas características en Guayas.

Cabrera comenta que dicho tratamiento, de forma privada, tiene un valor de más de $100 por una hora de uso, y que él necesita al menos dos sesiones a la semana, sin embargo, por sus altos costos se le imposibilita cubrir ese tratamiento debido a que por su falta de movilidad, no trabaja y la única que aporta con recursos para los gastos de su hogar es su mamá, quien es jubilada.

Ricardo podría hacer la terapia que requiere con alguno de los prestadores de salud externos del IESS, pero tampoco ha podido realizar este proceso, ya que ninguno de los autorizados en Guayas cuenta con ese equipo.

Al momento, la seguridad social -cuyos servicios son utilizados por el 30% de los ecuatorianos-, adeuda cerca de $1.400 millones a estas casas de salud privadas.

Related Articles