Home Actualidad Consulta popular en Ecuador: Quienes están por el Sí dicen que se podrían ‘cambiar ciertas reglas’, los que se oponen creen que no se solucionarán los problemas

Consulta popular en Ecuador: Quienes están por el Sí dicen que se podrían ‘cambiar ciertas reglas’, los que se oponen creen que no se solucionarán los problemas

by Ecuador En Directo

Los actores políticos fueron onche y sociales se inscribieron en el Consejo Nacional Electoral (CNE) para hacer campaña en la consulta popular de ocho preguntas que impulsa el presidente Guillermo Lasso: cuatro a favor del sí y siete por el no. Pero finalmente calificó a seis: dos y cuatro por cada opción, respectivamente.

En el primer caso están el partido Avanza y el movimiento Creando Oportunidades (CREO); en el segundo, el movimiento Unidad Popular, el movimiento Revolución Ciudadana, el partido Socialista y la Unión General d Trabajadores del Ecuador (UGTE).

La campaña se inicia oficialmente el próximo 3 de enero y concluye el 2 de febrero. La consulta popular se desarrollará a la par de las elecciones seccionales y del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) el próximo 5 de febrero.

Quienes apoyan el sí aclaran que esto no significa el apoyo al Gobierno, o sea “un cheque en blanco”. También afirman que esta consulta no resolverá los problemas de los ecuatorianos, pero sí es un paso para encontrar la solución. Contrario a lo que creen quienes están por el no, quienes opinan que es “una consulta tramposa”, que se derivará en una “concentración de poderes” o que el referéndum no es la “varita mágica” para terminar con el narcotráfico y otras situaciones que se acechan al país y más bien creen que los cambios deben ser atacando a las causas con educación, salud, empleo.

Javier Orti, presidente nacional de Avanza, dijo que van por un sí crítico y reflexivo, y dejó muy en claro que esto “no es un cheque en blanco para el Gobierno nacional y tampoco significa un apoyo a un gobierno, a un presidente y ni un rechazo a un partido o a un expresidente”.

“Nuestro sí responde a que si bien es cierto las ocho preguntas definitivamente no resuelven la calidad de vida de los ecuatorianos, ni toda la crisis económica que tiene el país, sin embargo son preguntas, de ser el caso ganen el sí, sí podrían en algo cambiar ciertas reglas del juego dentro de la arquitectura institucional del Ecuador”, afirmó Orti.

Asimismo, indicó que se consideran una organización política “muy sensata”. “No podemos ir por el sí, porque sí, o ir por el no, porque noNo puede ser un motivo de ir por el no porque la iniciativa la tomó el Gobierno, eso no es ejercer una oposición responsable y nuestro sí tampoco responde a ningún tipo de convenio ni negociación con el Gobierno, es más, ni siquiera hemos tenido contacto con el Gobierno”, reiteró.

Guido Chiriboga, presidente del movimiento oficialista CREO, comentó que la consulta se basa en tres pilares: la seguridad ciudadana, la institucionalidad del Estado y la protección del medio ambiente. “Son tres temas que mayoritariamente el Ecuador requiere mejoras estructurales y jurídicas, y que la Asamblea no ha pasado las leyes correspondientes, por ende se apela a la máxima autoridad que es el voto del pueblo”, aseguró.

Once actores políticos y sociales se inscribieron en el Consejo Nacional Electoral (CNE) para hacer campaña en la consulta popular de ocho preguntas que impulsa el presidente Guillermo Lasso: cuatro a favor del sí y siete por el no. Pero finalmente calificó a seis: dos y cuatro por cada opción, respectivamente.

En el primer caso están el partido Avanza y el movimiento Creando Oportunidades (CREO); en el segundo, el movimiento Unidad Popular, el movimiento Revolución Ciudadana, el partido Socialista y la Unión General d Trabajadores del Ecuador (UGTE).

La campaña se inicia oficialmente el próximo 3 de enero y concluye el 2 de febrero. La consulta popular se desarrollará a la par de las elecciones seccionales y del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) el próximo 5 de febrero.

Quienes apoyan el sí aclaran que esto no significa el apoyo al Gobierno, o sea “un cheque en blanco”. También afirman que esta consulta no resolverá los problemas de los ecuatorianos, pero sí es un paso para encontrar la solución. Contrario a lo que creen quienes están por el no, quienes opinan que es “una consulta tramposa”, que se derivará en una “concentración de poderes” o que el referéndum no es la “varita mágica” para terminar con el narcotráfico y otras situaciones que se acechan al país y más bien creen que los cambios deben ser atacando a las causas con educación, salud, empleo.

Javier Orti, presidente nacional de Avanza, dijo que van por un sí crítico y reflexivo, y dejó muy en claro que esto “no es un cheque en blanco para el Gobierno nacional y tampoco significa un apoyo a un gobierno, a un presidente y ni un rechazo a un partido o a un expresidente”.

“Nuestro sí responde a que si bien es cierto las ocho preguntas definitivamente no resuelven la calidad de vida de los ecuatorianos, ni toda la crisis económica que tiene el país, sin embargo son preguntas, de ser el caso ganen el sí, sí podrían en algo cambiar ciertas reglas del juego dentro de la arquitectura institucional del Ecuador”, afirmó Orti.

Asimismo, indicó que se consideran una organización política “muy sensata”. “No podemos ir por el sí, porque sí, o ir por el no, porque no. No puede ser un motivo de ir por el no porque la iniciativa la tomó el Gobierno, eso no es ejercer una oposición responsable y nuestro sí tampoco responde a ningún tipo de convenio ni negociación con el Gobierno, es más, ni siquiera hemos tenido contacto con el Gobierno”, reiteró.

Guido Chiriboga, presidente del movimiento oficialista CREO, comentó que la consulta se basa en tres pilares: la seguridad ciudadana, la institucionalidad del Estado y la protección del medio ambiente. “Son tres temas que mayoritariamente el Ecuador requiere mejoras estructurales y jurídicas, y que la Asamblea no ha pasado las leyes correspondientes, por ende se apela a la máxima autoridad que es el voto del pueblo”, aseguró.

Indicó que para él es difícil comprender “cómo pueden estar ciertos caudillos políticos” en contra de la extradición de narcotraficantes, por ejemplo. “El presidente Lasso ha emprendido una batalla muy fuerte en contra de la narcodelincuencia y a favor de nuestros niños para erradicar este terrible mal del narcotráfico”, aseguró el también asambleísta.

Chiriboga también indicó que espera que la Asamblea Nacional “tenga la madurez y el amor cívico hacia los ecuatorianos de apoyar lo más rápido posible” en lo que se refiere a que las Fuerzas Armadas apoyen a la Policía Nacional. Esto luego que la Corte Constitucional remitiera al Legislativo la pregunta con respecto a que las FF. AA. apoyen de manera complementaria a los policías en el combate al crimen organizado sin necesidad de emitir un estado de excepción.

Sobre el desarrollo de la campaña por el sí, Chiriboga dijo que están a la espera del instructivo que emita el CNE y así ajustarse a la ley.

Para Geovanny Atarihuana, director nacional de Unidad Popular (UP), que está por el no, esta consulta no resuelve los problemas del pueblo ni traerá seguridad y la califican como “una consulta tramposa” porque consideran que “se quiere lavar la cara, la mala gestión del presidente Lasso y al final del día pretende mantener el control de los organismos como la Contraloría, lo cual es concentración del poder”.

Según Atarihuana, si el Gobierno desea resolver el tema del narcotráfico, se preguntó por qué no se reemplaza el radar de Montecristi o por qué no se han investigado a los “narcogenerales”. “La extradición en ninguna parte ha funcionado como la varita mágica para terminar con el narcotráfico”, afirmó.

Asimismo, indicó que se ha dicho que se va a poner orden en la Asamblea Nacional, pero desde UP creen “que quienes están en ella deben irse a su casa igual que el presidente, pero el primer paso es que triunfe el no”. “Nos habla de reducir el número de asambleístas, pero al mismo tiempo aumenta el número de asambleístas nacionales, quiere decir que la representación política se va a concentrar en las ciudades de mayor población, Quito y Guayaquil, mientras todo el resto de provincias tiene representantes. El tema de la Asamblea para nosotros no es un tema de cantidad sino de calidad”, señaló.

Agregó que “el pueblo sí está convocado a las urnas, en democracia sí puede utilizar la consulta para en un gran plebiscito decirle no y castigar al gobierno de Lasso”.

José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), expresó que no se trata de una consulta popular, sino que es “consulta del presidente Lasso”.

Villavicencio concoirdó con Atarihuana en que el referéndum no va a resolver los problemas elementales de los ecuatorianos y que en el fondo el Ejecutivo lo que busca es controlar las instituciones del Estado a través de la designación de autoridades.

El dirigente opinó que el problema del narcotráfico no se va a solucionar poniendo a los militares en las calles si es que no se atienden las causas como son educación, salud, empleo. Señaló que tampoco se va a cambiar la pobreza o el desempleo si es que reduce el número de asambleístas. “Ahí no está el problema, puede haber menos y puede haber más, el problema está en que la ciudadanía debe hacer consciencia y discutir la necesidad de estar claros en el tipo de asambleístas que se eligen”, sostuvo.

Consideró que el tema de los partidos políticos se debe controlar a través del Código de la Democracia y no de la consulta. “El pueblo ecuatoriano quiere educación, salud, empleo, seguridad y la consulta no va a resolver, 43 años del retorno a la democracia, un sinnúmero de consultas”, dijo, y agregó que condenan que el Gobierno quiere posicionar que “los buenos están por el sí, los malos por el no”.

Fuente: “El universo”

Related Articles