Home Internacionales Satélite espía de Kim Jong-un fotografió la Casa Blanca

Satélite espía de Kim Jong-un fotografió la Casa Blanca

by Kevin Jarama

El satélite espía norcoreano lleva una semana en órbita y Kim Jong-un ya presume de tener en su poder imágenes detalladas de la Casa Blanca, el Pentágono, un astillero y un aeródromo en Virginia, el territorio estadounidense de Guam en el Pacífico, el estado de Hawai, bases militares surcoreanas, un portaaviones británico y hasta de algunos barrios de Roma.

La propaganda de Pyongyang, a través de su agencia de noticias KCNA, no ha escatimado esta semana en nombrar objetivos supuestamente captados por el satélite recientemente lanzado. Aunque desde Washington y la vecina Seúl insisten en rebajar la euforia del régimen de Kim: la existencia de esas imágenes no han sido publicadas ni verificadas de forma independiente.

Desde Corea del Norte avisan que su satélite espía ayudará a mejorar la preparación de su ejército frente a “los peligrosos movimientos militares de los enemigos”. Pero la realidad es que apenas se conocen detalles acerca de este satélite, sobre todo si su cámara es lo suficientemente buena como para ofrecer imágenes de alta resolución de la Casa Blanca o instalaciones militares de EEUU y Corea del Sur.

Después de dos intentos fallidos, Pyongyang celebró el lanzamiento del “satélite de observación” Malligyong-1 como un derecho legítimo del país a reforzar sus capacidades de autodefensa, omitiendo las advertencias de más sanciones por parte de la ONU por saltarse la prohibición de lanzar satélites utilizando tecnología de misiles balísticos.

Antes del último lanzamiento, el hermético país asiático había disparado seis satélites desde 1998, pero solo dos de ellos fueron puestos en órbita y todavía giran alrededor de la Tierra, aunque la mayoría de los expertos internacionales aseguran que estos no transmiten información a estaciones terrestres.

Después del lanzamiento del Malligyong-1, Kim presidió un banquete con sus principales científicos y trabajadores del programa espacial. Fue en ese momento cuando, según KCNA, el líder norcoreano vio por primera vez las fotografías tomadas por el satélite.

El pasado lunes, Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte insistió en que continuarán lanzando más satélites para “monitorizar la actividad de Estados Unidos y sus aliados”. También subrayó que el ejército norcoreano había recuperado los puestos de guardia en la frontera con el Sur que fueron retirados tras un acuerdo firmado por ambas Coreas en 2018.

Tras el lanzamiento del satélite, fue Seúl quien anunció que se retiraría de dicho acuerdo y que reanudaría la vigilancia aérea cerca de la frontera. Desde Corea del Sur han advertido los últimos días que han estado observando cómo soldados norcoreanos, cargados con armas pesadas, han tomado posiciones en la Zona Desmilitarizada (DMZ).

Ubicada a lo largo del paralelo 38, la DMZ funciona como frontera internacional de facto entre las dos Coreas y está fuertemente fortificada y equipada con minas terrestres en ambos lados. Antes del acuerdo recientemente roto, Corea del Sur estimaba que el Norte tenía alrededor de 160 puestos de guardia a lo largo de la DMZ, mientras que 60 eran los de Seúl.

Related Articles