Home Nacionales Mónica Palencia asegura que corre riesgos tras hacer cambios a la cúpula policial del país.

Mónica Palencia asegura que corre riesgos tras hacer cambios a la cúpula policial del país.

by Kevin Jarama

Ecuador está “en guerra” contra la delincuencia organizada, minería ilegal y actividades terroristas, aseveró la ministra de Gobierno y del Interior, Mónica Palencia, según trascendió este sábado 2 de diciembre.

“La guerra ya está, no es que la vamos a hacer. Estamos en guerra: no escogimos los enemigos. Es una responsabilidad de la sociedad civil, y no solo del Gobierno, participar activamente desde todos los espacios”, aseguró la funcionaria y agregó que, para dar respuesta a este problema, todas las acciones del Ejecutivo interactúan a nivel ministerial.

“Va a trabajar Defensa de la mano, históricamente, del Interior, del Ministerio de Gobierno, del Ministerio de Finanzas, del Ministerio de Cultura” para asegurar la construcción del “Nuevo Ecuador”, señaló.

“Va a haber inteligencia estratégica, inteligencia táctica e inteligencia operativa. Ya hubo un primer paso: cambios en los generales de la Policía, pero no sólo en los generales sino en los cargos, las actividades que van a hacer cada general”, indicó Palencia, según reza un comunicado del Ministerio difundido este sábado.

Respecto a la seguridad para las provincias de Guayas y Esmeraldas, dos de las más afectadas por los altos índices de violencia, Palencia resaltó la necesidad de trabajar en la prevención y en la represión frente al “enemigo común” que es la delincuencia organizada.

“No hay ciudadanos de primera y segunda categoría cuando de la vida humana se trata. Estamos haciendo un análisis técnico para saber qué podemos lograr, estoy en conversaciones con el señor gobernador y otros entes”, puntualizó.

Palencia dijo estar “dispuesta a dar la vida por este país (…). Sé los riesgos que corro, sé lo que estoy haciendo al cambiar a generales de la cúpula policial. Voy a correr todos los riesgos que sean necesarios por el Ecuador”.

Ecuador cerró 2022 con la mayor tasa de muertes violentas de su historia, al registrar 25,32 por cada 100.000 habitantes.

Related Articles