Home Economía La afiliación de jóvenes al IESS cae en 13.081 personas en lo que va de 2024

La afiliación de jóvenes al IESS cae en 13.081 personas en lo que va de 2024

by Ecuador En Directo

En una visita a la empresa camaronera Santa Priscila, en Guayas, el presidente de la República, Daniel Noboa, dijo que 63.890 jóvenes, entre 18 y 28 años, se han sumado al mercado laboral con un contrato legal. Estas nuevas contrataciones se dieron a raíz de la entrada en vigencia de la Ley de Eficiencia Económica y Generación de Empleo, el 20 de diciembre de 2023, aseguró el Mandatario. No obstante, las afiliaciones al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de personas que no superan los 30 años de edad han disminuido en los últimos dos meses, lo que quiere decir que el empleo en el sector formal no ha mejorado para los jóvenes en 2024. A febrero de 2024 había 850.558 afiliados al IESS de hasta 30 años de edad, lo que muestra una disminución de 13.081 afiliados con relación a la cantidad de afiliados que había a diciembre de 2023.

De hecho, la caída se refleja en los afiliados del Seguro General Obligatorio, que en su mayoría se integra por los trabajadores bajo relación de dependencia. Los afiliados del Seguro Voluntario sí han crecido. Si se compara la afiliación de jóvenes de febrero de 2024 con igual mes de 2023, también hay una disminución de 7.643 afiliaciones, lo que muestra que tampoco hay una mejoría en el empleo juvenil con relación a un año atrás.

¿Por qué no cuadran las cifras?

El presidente del Parlamento Laboral, Fernando Ibarra, explica que esta diferencia en las cifras se debe a varios factores. En primer lugar, cree que no ha habido un incremento real de las plazas de trabajo, sino que por temporada salieron unos trabajadores e ingresaron otros nuevos. “Lo que están haciendo los empleadores, con mucha habilidad, es contratar a gente en ese rango de edad para aprovecharse de la ley. Pero es probable que no los estén reportando al Seguro Social, esa es una vieja costumbre”, dice Ibarra. Eso explicaría, en parte, que las nuevas contrataciones aún no estén reportadas al IESS, bien sea porque ha pasado poco tiempo o porque hay empleadores que no los están afiliando, a pesar de que estén registrados en el Ministerio de Trabajo. Los empleadores públicos y privados están obligados a afiliar al trabajador al IESS desde el primer día de funciones y tienen un plazo de hasta 15 días para notificar al Seguro Social. “¿Cuántas inspecciones se han hecho para saber si estas empresas que están contratando jóvenes ya los afiliaron al IESS?”, cuestiona Ibarra, quien también preside la Central Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas, Cedoc-Clat. De hecho, el analista laboral cree que algunos empleadores pueden estar demorando en registrar a estos nuevos empleados en el IESS debido a las expectativas que han generado los recientes ofrecimientos del presidente del Consejo Directivo del IESS, Eduardo Peña. Entre las ofertas de Peña está dar facilidades de pago de hasta siete años a los empleadores para ponerse al día en sus obligaciones patronales. Según Ibarra, los “esfuerzos” del Gobierno para impulsar el empleo juvenil requieren de mayor coordinación y regulación para evitar que situaciones como estas se produzcan, es decir, que se registre un contrato en el Ministerio del Trabajo, pero no se afilie a la par en el IESS.

¿Qué ofrece la reforma tributaria?

La Ley de Eficiencia Económica y Generación de Empleo ofrece los siguientes incentivos a las empresas para la contratación de jóvenes: El contribuyente que genere incremento neto de plazas de trabajo para jóvenes de entre los 18 y 29 años, así como para las personas obligadas a pagar pensiones alimenticias, tendrá una deducción adicional de 50% respecto del gasto de salarios sobre los que se haya aportado a la seguridad social. La deducción adicional será del 75% si las nuevas plazas de trabajo son de jóvenes graduados o egresados de universidad públicas e institutos superiores técnicos, tecnológicos, pedagógicos, de artes y conservatorios superiores o de instituciones educativas públicas, municipales o fiscomisionales. El contribuyente que reporte un incremento neto de plazas de trabajo para el sector de la construcción y la agricultura tendrá una deducción adicional de 75% respecto del gasto de sueldos sobre los que se haya aportado a la seguridad social. La empresa que genere incremento neto de plazas de trabajo para personas que hayan cumplido con una pena privativa de la libertad superior a un año tendrán una deducción adicional del 75% respecto del gasto de sueldos sobre los que se haya aportado a la seguridad social.

Tasa más alta de desemplo Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la tasa desempleo en jóvenes de entre 15 y 24 años es de 8,5%, a enero de 2024. No solo eso, el empleo adecuado se ubica en apenas 17%, mientras que el informal llega al 65,4%. Es decir, la mayoría de jóvenes labora en empresas sin Registro Único de Contribuyentes (RUC), por lo que tampoco tienen un contrato laboral ni son afiliados al IESS. En las personas de entre 25 y 34 años el desempleo está en 5,9%, con lo cual también supera la tasa general de desempleo en el país, de 3,9%. No obstante, en este rango, el empleo adecuado llega al 44,7% y el trabajo informal ocupa el 39,3%.

Related Articles