Home Actualidad “Pablo Escobar Ecuatoriano” busca recuperar bienes desde prisión en EE.UU.

“Pablo Escobar Ecuatoriano” busca recuperar bienes desde prisión en EE.UU.

by Ecuador En Directo

Después de siete años desde su detención en Colombia, Edison Washington Prado Álava, alias “Gerald”, no tiene cuentas pendientes con la justicia ecuatoriana. Las causas que se le abrieron ya prescribieron, porque no ha podido ser juzgado al estar detenido en Estados Unidos. En febrero de 2017, “Gerald” fue capturado por las autoridades colombianas en Ipiales, cerca de la frontera con Ecuador. Un año más tarde, fue extraditado a Estados Unidos, donde recibió una sentencia de 19 años de prisión por delitos relacionados con el narcotráfico.

LOS CASOS EN ECUADOR

Tras su arresto y extradición en suelo extranjero, se abrieron y continuaron varios procesos legales relacionados con “Gerald” en Ecuador.

Fuentes: Primicas

Ninguno de los casos contó con la presencia de “Gerald”, dado que fue enviado para ser juzgado en Estados Unidos. Sin embargo, los delitos que se le imputan son prescriptibles, lo que impide que sean juzgados en su ausencia. Entre 2017 y 2024, esos casos prescribieron, es decir, caducaron, algunos con decisiones favorables para el narcotraficante y otros suspendidos con juicios pendientes. Además, durante este periodo no se iniciaron nuevas investigaciones en contra de Prado Álava.

El caso más relevante y abierto contra Washington Prado, fue por enriquecimiento privado no justificado. Las autoridades nacionales apuntaron a la red de testaferros y lavadores de dinero del conocido como “Pablo Escobar ecuatoriano”. Durante la investigación, los agentes descubrieron tres propiedades con “caletas” conteniendo USD 17,3 millones. Asimismo, se confiscaron dos embarcaciones, un amplio terreno en Santo Domingo, dos terrenos en Samborondón, así como casas en Guayaquil y Jaramijó.

Siete personas, entre ellas ‘Gerald’, su esposa, tres hermanos y dos individuos más, fueron procesadas en este caso. En 2018, cinco de los involucrados, incluida la esposa del capo, fueron sentenciados. Sin embargo, el caso contra ‘Gerald’ y su media hermana, Lady Sánchez Álava, quedó en el aire. En agosto de 2023, el tribunal encargado del caso certificó que habían transcurrido cinco años, dos meses, cuatro semanas y un día sin que se hubiese concretado el juicio contra Prado y Sánchez. Ante esta situación, la defensa de ambos solicitó la prescripción del caso, lo cual fue concedido por la jueza, debido a la falta de alternativas legales. Sin embargo, esta decisión abrió paso a otro predido: los días 1, 8, 11 y 13 de marzo de 2024, Prado y Sánchez pidieron la devolución de los bienes que habían sido decomisados en relación con el caso, solicitando que fueran entregados a su abogado, Darwin Macías López.

Se trata de dos propiedades específicas: por un lado, lotes de terreno signados con los números Uno-N, Uno-O, Uno-P y Uno-Q, que forman un solo cuerpo de 264,79 hectáreas en Santo Domingo de los Tsáchilas, perteneciente a alias ‘Gerald’ Por otro lado, un inmueble ubicado en una urbanización en el sector de Barbasquillo, en Manabí, registrado a nombre de Lady Sánchez.

Aunque el abogado de ‘Gerald’ y su media hermana están solicitando la devolución de solo dos de las numerosas propiedades incautadas, existe un riesgo de que en el futuro se reclamen más bienes. Esto se debe a una particularidad en varios de los bienes de otros procesados, que ya han sido condenados, así como de individuos no procesados, pero señalados como testaferros de ‘Gerald’. En las escrituras de estos bienes se incluyó un beneficio de usufructo vitalicio a nombre de ‘Gerald’. Por ejemplo, uno de los bienes confiscados a Wilton Prado, uno de los condenados, tiene un valor estimado de USD 192.000.

En la misma escritura se establece un usufructo vitalicio de USD 115.000 a nombre de Washington Prado Álava. Este detalle plantea el riesgo de que, si la jueza Lilian Ponce concede la devolución de los dos bienes solicitados, la defensa de ‘Gerald’ pueda luego intentar reclamar el mismo derecho de usufructo sobre el resto de los bienes. La audiencia para tratar el pedido de devolución de los bienes, está programada para el 17 de abril de 2024. Sin embargo, la Fiscalía ha solicitado un aplazamiento que aún no ha sido respondido por la magistrada.

EL “PABLO ESCOBAR ECUATORIANO”

Según los informes policiales, Washington Prado Álava, incursionó en el mundo del crimen a principios de 2000. Originario de Manabí, Prado comenzó como pescador y posteriormente se involucró en el transporte de drogas de bandas criminales colombianas desde las costas ecuatorianas hasta Centroamérica y México. ‘Gerald’ colaboró con grupos como Los Rastrojos, que surgieron tras la disolución del Cartel del Norte del Valle en Colombia.

Su habilidad en altamar, al frente de lanchas y sumergibles, lo destacó notablemente. Alrededor de 2010, tras la caída de los líderes de Los Rastrojos, los carteles mexicanos buscaron nuevas formas de obtener cocaína, surgiendo así la figura de ‘Gerald’. El capo ecuatoriano ganó la confianza de los mexicanos al introducir un método innovador para el envío de drogas. Estableció una cadena de barcos, que fungían de gasolineras en el mar, donde las lanchas rápidas cargaban combustible antes de dirigirse a su destino final en México.

Según las estimaciones de Estados Unidos, Prado Álava, envió aproximadamente 250 toneladas de droga y acumuló una fortuna de cientos de millones de dólares. Para ocultar ese dinero, construyó varias caletas en Manabí, pero fue precisamente ese dinero lo que condujo a su caída. Se perdieron USD 3 millones de una de esas caletas, lo que llevó al capo a ordenar el asesinato de tres albañiles que la habían construido. La Policía comenzó a investigar estas muertes violentas, lo que los condujo hasta la estructura de alias ‘Gerald’. Tras intercambiar información con Colombia y Estados Unidos, se percataron de que estaban ante un importante narcotraficante contemporáneo.

En ese contexto, una oficial colombiana logró infiltrarse en su mundo y lo invitó a su país. Cuando cruzó la frontera en abril de 2017, fue arrestado y extraditado a Estados Unidos un año más tarde. Dado su perfil delictivo, la Revista Semana de Colombia lo apodó como ‘El Pablo Escobar ecuatoriano’, en alusión al renombrado capo colombiano que encabezó el Cartel de Medellín durante las décadas de los ochenta y noventa.

Related Articles