Home Salud En Ecuador, ¿quiénes son potenciales donantes de órganos?

En Ecuador, ¿quiénes son potenciales donantes de órganos?

by editor

Todos somos donantes en el Ecuador, lo fundamental es que esta decisión se comparta y se converse con la familia. Así lo señala Mauricio Heredia, director ejecutivo del Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células (Indot), entidad adscrita al Ministerio de Salud.

No obstante, señala que desde un enfoque técnico los potenciales donantes son quienes fallecen en áreas de cuidados críticos de hospitales públicos y privados, bajo criterios médicos específicos, es decir muerte cerebral y parada cardíaca, que permiten que sus órganos y tejidos sean viables para un trasplante.

Heredia expresa que los criterios médicos de evaluación de un donante son personalizados y dependen de varios factores. Todos los órganos y tejidos para una posible donación son examinados exhaustivamente por personal médico calificado y autorizado por el Indot, con el fin de garantizar que son óptimos para un trasplante, añade.

Requisitos de la donación en vida

Según el artículo 33 de la Ley Orgánica de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, vigente desde el 4 de marzo de 2011, cualquier persona podrá donar en vida sus componentes anatómicos, siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:

a) Que la o el donante sea mayor de edad, en goce de plenas facultades mentales, con un estado de salud adecuado para el procedimiento y exista compatibilidad biológica, morfológica y funcional con la o el receptor;

b) Que la o el receptor tenga parentesco, hasta el cuarto grado de consanguinidad, con la o el donante, o se trate de su cónyuge o conviviente en unión libre; y, que, siendo el caso, se hubiere comprobado la compatibilidad entre donante y receptor mediante las pruebas médicas correspondientes. La misma regla se aplicará para los casos de filiación por adopción;

c) Que la o el donante y la o el receptor hayan sido previamente informados de las posibles consecuencias de su decisión y otorguen su consentimiento escrito y notariado, en forma libre, consciente y voluntaria. Dicho consentimiento deberá ser anexado a las respectivas historias clínicas;

d) Que la o el receptor sea una persona determinada en forma previa, de acuerdo al reglamento a la presente Ley;

e) Que la extracción de las partes o tejidos o la remoción de órganos no implique para la o el donante riesgo de incapacidad funcional permanente;

f) Que no existan indicios de prácticas ilegales de turismo para trasplante o tráfico de órganos; y,

g) En caso de donación cruzada, no constará la identidad de la o el receptor y será codificada por la Autoridad Sanitaria Nacional.

¿Cuál es el donante más difícil de conseguir?

María Candela Ceballos, coordinadora hospitalaria de trasplantes del hospital Luis Vernaza de la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG), dice que los donantes más complicados son los de órganos múltiples; es decir, que puedan donar corazón, pulmón, riñones, hígado y todos los tejidos.

Generalmente ese tipo de donantes tienen que ser personas jóvenes que han fallecido por una muerte violenta, como en un accidente con traumatismo de cráneo severo, una herida de arma de fuego o alguna situación en la que el cráneo quedó destruido, pero que el resto del cuerpo está en buenas condiciones.

¿Cuáles son los trasplantes más complicados o delicados?

La especialista dice que el trasplante más difícil o más complejo desde el punto de vista técnico es el trasplante hepático, seguido de los trasplantes dobles es decir cuando se trasplanta el hígado con el riñón, el páncreas con el riñón, el corazón y el pulmón.

Heredia dice que la necesidad depende de las patologías pero la insuficiencia renal en el Ecuador y en el mundo entero va en incremento y quienes lo padecen deben someterse a una hemodiálisis que no mejora la calidad del paciente y que la oportunidad de tener acceso a un trasplante renal le cambiará la vida.

«Todos tenemos que mantener esa condición de donante, si vamos al Registro Civil a sacar nuestra cédula por primera vez o a renovar digamos que sí queremos ser donantes, (…) pensemos que alguna vez nos puede tocar estar en esa situación desesperante de tener una enfermedad terminal que solamente puede ser salvada por el trasplante de algún órgano o tejido y que si no somos solidarios con los demás difícilmente podemos esperar que los demás lo sean con nosotros», expresa María Candela Ceballos, coordinadora hospitalaria de trasplantes del hospital Luis Vernaza de la JBG.

Plan de acción

En octubre pasado se inició la ‘Gran Cruzada Nacional: Da vida, hablemos de donación’ con el objetivo de generar conciencia, desde un enfoque técnico y social, sobre los procesos de donación y trasplante.

Esta campaña estará todo un año (hasta el 14 de octubre de 2020) y se realizarán varias acciones y eventos a nivel nacional.

En el marco del 57º Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que se realizó en octubre pasado en Washington (Estados Unidos), los estados miembros aprobaron la Estrategia y plan de acción sobre donación y acceso equitativo al trasplante de órganos, tejidos y células 2019-2030.

“Esta estrategia es una hoja de ruta para hacer frente a una demanda de trasplantes creciente impulsada por el aumento de las enfermedades crónicas y de la esperanza de vida”, afirmó en octubre pasado la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

Como parte de esta estrategia, los países, con apoyo de la OPS entre ellos Ecuador, buscarán aumentar la disponibilidad de órganos, tejidos y células mediante la promoción de la donación voluntaria no remunerada, y fortalecerán a las autoridades sanitarias para ampliar el acceso equitativo a trasplantes de calidad, así como para mejorar su legislación y capacidad de fiscalización.

«La región entera se pone indicadores y metas comunes para poder llegar a garantizar el acceso a personas. En otras palabras homologamos indicadores a nivel regional y tenemos que esforzarnos para cumplir esa metas», manifiesta el director del Indot.

A la espera de un órgano

En 2016, más de 182 000 personas se encontraban en lista de espera para un trasplante de riñón y menos del 10% de las necesidades para trasplante de hígado se consideran satisfechas en la región, según la OMS.

«En esta década del 2020 al 2030 Ecuador se sumará a la evolución al acceso a que la mayor parte de ecuatorianos y residentes extranjeros en el país que necesiten un trasplante puedan tener acceder al mismo», señala Heredia.

En Ecuador más de 2000 personas han sido beneficiadas por un trasplante en los últimos 3 años. En el 2019 se realizaron 677 trasplantes. 

FUENTE: El Universo

Related Articles