Home Tecnología Ecuatoriano presenta herramienta virtual potenciada por inteligencia artificial

Ecuatoriano presenta herramienta virtual potenciada por inteligencia artificial

by editor

Dustin Gallegos actualmente está radicado en Miami, en donde fundó la empresa Kmeleon de tecnología e inteligencia artificial, de la cual surge Oli.

Las ideas innovadoras a través de la tecnología se han vuelto más recurrentes en diferentes ámbitos y en esta ocasión vienen de la mano del ecuatoriano Dustin Gallegos, quien presenta Oli, un asistente virtual potenciado por inteligencia artificial y que está diseñado para que pueda asistir al huésped en la colección obligatoria de formularios de salud antes de su llegada a un hotel.

La idea surgió hace dos años, dice Gallegos, “Mientras estaba dando una conferencia en Las Vegas en uno de estos hoteles muy grandes, me tocó pedir algo a recepción y tuve que esperar cerca de 30 minutos hasta que me atendieran y me entregaran el asunto. Ahí me di cuenta de que sería una muy buena aplicación para lo que es mi enfoque de tecnología, soy ingeniero en sistemas”.

Gallelos, agrega, “He trabajado para diferentes corporaciones, pero todo enfocado alrededor de data e inteligencia artificial, entonces yo sé por experiencia propia que es posible que hoy en día el computador entienda el lenguaje humano, procese ciertas cosas, órdenes, de todo lo que se necesita para procesar algún tipo de solicitudes. Desde allí empezó la idea y el proyecto de crear un asistente virtual que entienda el lenguaje humano, que responda, que aprenda a través de inteligencia artificial enfocado en lo que es la industria hotelera”.

Oli está habilitado con diferentes funcionalidades, siendo comercialmente usado en varios hoteles. “Lo que estamos haciendo aquí en Ecuador y Latinoamérica se enfoca exclusivamente en ayudar a los hoteles a colectar esta información, que son los formularios de sintomatología (de COVID-19) de los huéspedes para ahorrarle tiempo, evitar el contacto y posibles contagios en los hoteles”.

En tanto que, de acuerdo con el ingeniero en sistemas, el punto de inserción en donde un huésped entra a interactuar con Oli es a través de dos partes: la primera, ya sea a través del hotel, cuando se hace una reservación, mientras que la segunda, por un código QR, en el que una persona llega como huésped, escanea el código y eso lo registra en el sistema de Oli, que a su vez lo contacta por WhatsApp, SMS y aplicaciones de mensajería. “No necesita el huésped bajar ningún tipo de aplicación, es directamente a través de mensajería como si estuviera conversando con un amigo”, apunta.

Por su parte, Oli está disponible en 32 idiomas, además del español, inglés, alemán, cantonés, árabe, francés, italiano, entre otros. “Ese es el poder de la inteligencia artificial, que Oli puede traducir dinámicamente, mientras una persona le habla puede traducir, entender y otra vez retraducir para poder contestarle a una persona”.

Varios hoteles del país se han registrado para contar con este asistente virtual, entre ellos, el Wyndham de Manta y el Grand Hotel Guayaquil.

A nivel de la región se encuentran en Medellín, Colombia, y se están expandiendo a México y Uruguay, y están tratando de ingresar a Brasil y Argentina. “La idea es de hacerlo disponible en toda Latinoamérica y luego expandirnos a otras regiones que sea necesario y que Oli pueda ayudar”, comenta.

Dustin, explica que los hoteles interesados deben registrarse en meetoli.ai. “Es gratis, no necesita pagar nada para la funcionalidad de colectar estos formularios COVID-19. Nosotros decidimos abrir esa habilidad sin ningún costo a los hoteles, por supuesto hay otras habilidades que Oli brinda a los hoteles que tienen un costo… Dependiendo de la funcionalidad que elijan los hoteles, el costo sería más o menos entre 0,50 centavos y un dólar por reservación que se le cobra al hotel”.

Entre los siguientes objetivos con Oli, Gallegos indica que prevén expandirse en términos de industria, salud, educación y sector gubernamental. “Ofrecer la misma solución… en los hospitales, para que Oli sea su asistente virtual cuando visita un hospital. Le indique en dónde está su cita, cuáles son los resultados de los exámenes, recuerde las citas…”, sostiene.

Gallegos, nacido en Naranjal, emigró a Estados Unidos hace 19 años. Actualmente está radicado en Miami, en donde fundó la empresa Kmeleon de tecnología e inteligencia artificial, de la cual surge Oli. “La compañía fue fundada en el 2016. Fue con el propósito precisamente de crear un grupo de trabajo en el que podamos crear herramientas que estén a la vanguardia de la tecnología y eso es lo que hemos logrado, tenemos un equipo de trabajo internacional y de mucha experiencia, gente muy talentosa, y en parte me siento muy orgulloso de que ese talento venga de mi país”, afirma.

Foto cortesía El Universo

Related Articles