Home Comunidad La inseguridad revive el debate sobre portar armas

La inseguridad revive el debate sobre portar armas

by editor

A lo largo de esta semana, EXPRESO ha venido publicando una serie de reportajes sobre la inseguridad con la que se vive en Guayaquil y los efectos que esta problemática ha traído consigo: muertes, pérdidas económicas, miedo. La situación ha dado cabida a un debate sobre el hecho de portar armas, que hoy los representantes de los gremios y ciudadanos responden.

Hay quienes piensan que la medida es necesaria para frenar los delitos. Y otros que, teniendo en cuenta que la mayoría de delincuentes las usa, defienden su restricción para evitar más enfrentamientos.

Desde el 28 de abril de 2011, el estado suspendió la entrega de permisos para porte de armas, no así la tenencia legal, según consta en el artículo 360 del Código Orgánico Integral Penal vigente (con autorización de las Fuerzas Armadas). Las personas a las que se les autoriza usarlas están obligadas a tenerlas en su casa o propiedad, pero no trasladarlas.

“Nosotros no estamos preparados para decir el hombre tiene que morir”, sentencia el coronel retirado del Ejército, Marcelo Flores, al hacer énfasis en que lo que se necesita son más policías. “La doctrina dice que por cada 100 habitantes, debe haber 6 agentes. En el país deberíamos tener un promedio de 100.000 y no llegamos ni a la mitad: estamos desarmados. Es allí a donde debemos apuntar”.

Voces

“Sí, pero con los debidos requisitos”

Considero que se debería volver a permitir portar armas. Pero en una forma muy cuidadosa, con psicólogos y eligiendo a personas capacitadas y serias para que las porten. Estamos a manos de los ladrones, a manos del pillo. Él sí porta armas; y nosotros los seres normales esperando a que nos peguen el balazo. No es justo. Considero que sí se debe permitir portar armas, a personas mayores por supuesto, y con la debida preparación para su manejo.

“Portarlas no dará cabida a una guerra”

Es necesario que se autorice portar armas, como antes, hace una década, se hacía. Hacerlo no generará una guerra como más de uno cree, puesto que quienes las tengan deberán cumplir con una serie de requisitos y asimismo deberán pasar un análisis psicológico que deberá ser riguroso. Tampoco habrá que llevarlas a todos lados. Hay detalles que se tendrán que examinar minuciosamente. Sin embargo, portarlas sí obligará al delincuente a pensar mil veces antes de actuar.

“No estamos preparados, falta educación”

No debería permitirse porque la sociedad aún no está educada para portarlas. Hacerlo requiere de una responsabilidad tal que la persona que la porte debería tener un estado psicológico, mental y físico estable, y eso conlleva un gasto. De tenerlas, solo se estaría armando a la gente para defenderse y a la final van a terminar atacando. Hay otras medidas para frenar la delincuencia. Necesitamos penas más fuertes y métodos nuevos de ir recuperando las armas que llevan consigo los delincuentes.

“Tenemos una ley y hay que cumplir”

El Director Nacional de Espacios Acuáticos recuerda que existe una normativa que permite la tenencia de armas, con ciertos permisos del Estado, pero no su porte. Por tanto, considera que se debe acatar la legislación actual. Esto, en referencia a aquellos navegantes que decidan portar armas para defenderse de la delincuencia. “Tenemos una ley de armas y hay que cumplir con lo que esta establece. Estamos obligados a hacer cumplir esa norma”, sostiene.

FUENTE: EXPRESO

Related Articles