Home Comunidad Jóvenes de Litro de Luz Ecuador iluminan barrios con donación de empresas

Jóvenes de Litro de Luz Ecuador iluminan barrios con donación de empresas

by editor

Bajo un techado de zinc, sudorosos por el sol intenso y motivados porque su obra beneficiará a una comunidad, trabajan jóvenes voluntarios de la Fundación Litro de Luz, la organización Techo Ecuador, la empresa privada Deloitte y moradores de la cooperativa Unidos Venceremos 2, en Durán.

Una treintena de hombres y mujeres meten mano para armar las luminarias ledes que proporcionarán claridad al barrio, que es cercano a la quinta etapa de El Recreo y que linda con un arrozal.

Se trata de dispositivos activados con energía solar, con botellas plásticas a manera de bombillas, colocados en tubos PVC que sirven de postes.

El quiteño Rafael Ramírez, de 25 años, de la Fundación Litro de Luz, comenta que con la empresa privada costea las obras, que por ello es constante la búsqueda de aliados para seguir iluminando sectores vulnerables.

Reseña que Litro de Luz surgió en Filipinas en el 2009 por iniciativa de Illac Díaz, que la labor actual abarca más de 15 países y que en Ecuador no cumple un año. Y sostiene que ya proporcionaron iluminación pública en un barrio de Quitumbe, en Quito, y que trabajan para llevar la obra a otra cooperativa de Durán.

“Cuando le dimos luz a ese barrio, un señor nos dijo: ‘Es la primera vez que mis hijos juegan en la calle en la noche’. Eso me llegó, nos compromete a seguir”, reflexiona el ingeniero en Administración de Empresas.

Litro de Luz llegó a la cooperativa Unidos Venceremos 2 en alianza con la organización Techo Ecuador, cuyo líder Carlos Zevallos (23) menciona que ellos han promovido la obra de casas comunales en los barrios, pero remarca que primero elaboran un estudio de necesidades para buscar soluciones también con apoyo privado.

Es así como ambos directivos llaman a empresarios a hacer donaciones. Ramírez dice que estos han costeado las piezas para armar dispositivos ledes y Zevallos, que les han facilitado material de construcción.

En Durán apoya la firma Deloitte. José Luis Villota, del área de Tecnología, es uno de los colaboradores que pega los paneles solares a las cajas metálicas en las que se colocan las baterías y los circuitos eléctricos. “Esto nos compromete, cada año buscamos un barrio al que podamos ayudar”, refiere.

Los jóvenes instalan 35 luminarias en el asentamiento no regularizado y de 16 años de antigüedad, que a partir de viernes 13 dispone de luz externa para orgullo del grupo y también para la comunidad de la Unidad Educativa Bilingüe de La Inmaculada, cuyos estudiantes donaron las botellas plásticas recopiladas en una campaña interna de reciclaje para esta labor, que sirvieron de bombillas.

El jueves 12, el equipo de Litro de Luz estuvo en el plantel enseñando a armar los dispositivos a los estudiantes. Este es el primer centro educativo de Guayaquil que se sumará a la elaboración de paneles solares a partir del reciclaje. 

Donaciones

El contacto de Rafael Ramírez, de la Fundación Litro de Luz, es el 099-982-1792. El de Virginia Vintimilla, de Techo Ecuador, es el 098-112-8270. 

FUENTE: EL UNIVERSO

Related Articles