Home Salud Sistema de salud privado en Quito registra una ligera baja de demanda para COVID-19

Sistema de salud privado en Quito registra una ligera baja de demanda para COVID-19

by editor

Cuatro de cinco indicadores bajaron la semana anterior en la capital cuando se aplicaron mayores restricciones en 18 provincias, incluidas Pichincha. En Quito, los contagios de COVID-19 bordean los 14 000.

El toque de queda se inicia a las 19:00. Está prohibida la venta de licor los viernes, sábados y domingos. La medida estará vigente hasta el 12 de agosto. Hay expectativa por lo que pueda suceder en esta la segunda semana.

Aglomeraciones

En las siete parroquias quiteñas donde hay más contagios, las aglomeraciones aumentaron el 6% si se compara el 31 de julio al 2 de agosto versus el 24 y el 26 de julio. Sin embargo, las fiestas clandestinas bajaron el 88 %; escándalos 1 %; libadores 29 %; irrespeto al horario del toque de queda, en 1 %.

Agustín Albán, presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Pichincha, indicó que da una “cauta esperanza” de que haya una respuesta de parte de la gente a fin de detener o ralentizar el crecimiento de los contagios.

Santiago Ron, profesor universitario, expresó que hubo una disminución en el porcentaje de positivos durante julio, pero en la primera semana de agosto ha habido un repunte leve en Pichincha.

Para Fernando Sacoto, de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, parece que el contagio se está estabilizando, no obstante, hay que esperar hasta mediados de este mes para ver si hay tendencia. Agregó que habrá que ver el efecto de que ya se puede ir a las playas y el feriado que se avecina.

Mientras, ha comenzado a disminuir un poco la demanda en camas de hospitalización en el sistema privado de salud. Hay 100 camas para ese fin. Ya no se ve la aglomeración de semanas anteriores, indicó Ana Delgado, dirigente de la Asociación de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador. Pero para cuidados intensivos todo está copado.

En el hospital de la Policía hay un decremento de casos en hospitalización, mencionó su director Javier Buitrón. Antes recibían de 150 a 200 pacientes al día. De ellos, un 3 % al 5 % iban a hospitalización. Ahora, 40 a 50 personas asisten.

“Esto nos permite también tener camas vacías”, dijo, aunque las de cuidados intensivos está llenas. En el hospital Carlos Andrade Marín hay una ocupación del 84 % de hospitalización y del 100 % en cuidados intensivos.

Related Articles