Home Salud Cristina Freire: “Tenemos que darle la atención que necesita el paciente renal, pero sin personal y sin insumos, sencillamente las diálisis no van a ser posibles”

Cristina Freire: “Tenemos que darle la atención que necesita el paciente renal, pero sin personal y sin insumos, sencillamente las diálisis no van a ser posibles”

by editor

MSc. Cristina Freire, Vocera de los Centros de Diálisis del Ecuador, en el programa Los Especialistas del medio digital Ecuador En Directo, dio a conocer la crisis económica que viven los Centros de Diálisis por la deuda que mantiene el Gobierno, manifestó que hasta el momento no les han dado una solución real, que la situación es muy difícil y crítica ya tienen una sentencia que se está ejecutando por la Defensoría del Pueblo, pero aún no se ejecuta por el Ministerio de Salud Pública y Ministerio de Finanzas, “hay una sentencia de la Corte Constitucional el 30 de septiembre y fueron notificados el 14 de octubre, tenían 15 días para que establezcan el plan de pago pero hasta la fecha no se ha realizado”, acotó y que aparte de las solicitudes que ella ha enviado a los ministerios, cada centro de diálisis ha hecho lo mismo individualmente.

La Vocera mostró su preocupación al decir que hay centros de diálisis que han quebrado, vendiendo todos sus equipos a multinacionales, además existen pacientes que tienen Covid-19, y que cuando asisten a los hospitales públicos a hacerse tratar de esta enfermedad, no se le brinda el tratamiento de diálisis, no tienen los insumos, pues la persona con problema renal debe realizarse 3 veces a la semana la diálisis.

En el país existen 86 centros de diálisis que brindan servicios a 12 500 pacientes, lamentablemente han fallecido 1 200, unos por Covid-19 y otros porque no se pudieron realizar las diálisis.

Freire señaló que en Guayas 3 000 pacientes reciben diálisis en 20 a 22 Centros de Diálisis que prestan sus servicios externos al Ministerio Público, “el Estado debe garantizar el acceso a una atención prioritaria a los pacientes renales, debe darles los recursos necesarios a sus prestadores externos, en este caso los centros de diálisis para poder brindar esa atención necesaria al paciente renal”, indicó.

Ante los 13 meses que les están debiendo los ministerios de Salud Pública y Finanzas, Cristina Freire, indicó que, han tenido que hacer malabares económicos, “nos ha tocado gestionar préstamos con diferentes instituciones bancarias, y nos preocupa porque ya tenemos órdenes de embargos de las instituciones bancarias porque ya comienzan el cobro”, además dijo que, otro problema es que no han podido solventar el pago de los servicios básicos, eso también le piden al gobierno que les ayude para poder cancelar, porque temen a que les corten los servicios si no se llega a un convenio, por otro lado también les preocupa que le cierren los despachos de los insumos, que el personal renuncie porque están impagos de varios meses atrás.

Freire recalcó que, los pacientes que ya han recibido su trasplante no están recibiendo el tratamiento y sus vitaminas, pues luego de esta operación necesitan regirse a una receta, y que hacen un llamado para establecer un diálogo, están conscientes que no les pueden cancelar todo, pero que si le paguen poco a poco, “existe un quemeimportismo total, mañana tenemos un plantón nuevamente en los bajos de la coordinación zonal de salud, todos los jueves lo tenemos, dejamos de hacerlo pensando en las respuestas positivas, pero seguimos impagos”, aclaró.

Ante la posibilidad de cerrar los Centros de Diálisis Cristina Freire expresó: Definitivamente no podemos cerrar, tenemos que darle la atención que necesita el paciente renal, porque es su vida la que está en juego, entonces nosotros vamos a hacer lo que más podamos, pero va a llegar un momento que los proveedores nos van a cerrar totalmente ese despacho de los insumos y el personal con las demandas colectivas va a seguir renunciando, sin personal y sin insumos, sencillamente las diálisis no van a ser posibles”.

Cristina Freire aseguró que quieren ser escuchados, para aquello también están dialogando con Derechos Humanos aquí en Ecuador y a instancias internacionales ya que existe una resolución a favor de los Centros de Diálisis, y así tendrá que darse a conocer el caso a nivel internacional.

Una sesión de diálisis tiene un costo de 122 dólares, el paquete de 12 a 14 sesiones es de 1 400 dólares aproximadamente, incluye consultas y exámenes médicos.

También prestan servicios a pacientes del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, pero con esta entidad según Freire, están dentro de los plazos, es decir no están al día, pero si le cancelan, “ellos están dentro del plazo, no hay la cantidad de atraso que existe por parte del Ministerio de Salud Pública, hemos solventado gastos de los pacientes que son derivados del MSP, con los ingresos que tenemos por los pacientes que son derivados del IESS”, puntualizó.

Un dato importante que reveló la encargada de dar a conocer la situación de los Centros de Diálisis del Ecuador, es que la deuda arrastra desde el mes de septiembre de 2019, aunque le han cancelado con facturas pequeñas, les preocupan las facturas más grandes, porque lamentablemente ya no pueden recibir pacientes nuevos.

Acerca de la posibilidad de que exista algún negocio con empresas multinacionales por tal razón no se dan los pagos normales, Freiré enfatizó: “ En pocos días daremos a conocer al país porque se habla de empresas extranjeras, una empresa española que saldría beneficiada con sobreprecios, esta empresa estaría cobrando más de 2 000 dólares por cada paciente renal, esto no sería posible no es viable que se favorezca a esta empresa, quien sabe que negocio hay de por medio, cual será la intención”. “Quieren quebrarnos para que en el momento que nosotros desfinanciados, tengamos que vender nuestras unidades, porque no solo multinacionales han sido beneficiadas porque hay unidades han cerrado y han vendido toda la unidad a multinacionales sino ahora empresas extranjeras”.

Comenta que, con la anterior ministra, Catalina Andramuño y ministro de Finanzas, Richard Martínez, tuvieron diálogos para tratar de solucionar el problema, pero ahora con las nuevas autoridades tanto de salud como de finanzas, no han tenido conversaciones, “Si el ministro le echaba la culpa que el virus lo habían ingresado los mismos médicos, que podemos esperar de una autoridad que tiene ese tipo de declaraciones, inhumana, indolente”, finalizó Cristina Freire.

Related Articles