Home Política Guardaparques procesados por desaparición de 123 crías de tortugas gigantes

Guardaparques procesados por desaparición de 123 crías de tortugas gigantes

by editor

Dos guardaparques fueron procesados por presunta desaparición de tortugas gigantes en las islas Galápagos. Así lo informó la Fiscalía General del Estado a través de un comunicado, que señala que el delito se enmarca en un presunto delito de asociación ilícita para cometer el delito de tráfico de especies.

Durante la audiencia de formulación de cargos, el juez Ramón Abad Gallardo a dispuso medidas sustitutivas a la prisión preventiva contra Fernando F. G., y Daniel T. T., por tratarse de funcionarios públicos.

El magistrado también ordenó que ambos se presenten de forma periódica ante autoridad judicial y tienen prohibida la salida del país.

Durante la audiencia, Errol Elizalde, fiscal de la unidad Especializada en Delincuencia Organizada Transnacional e Internacional (Fedoti) detalló que el robo de 123 tortugas causó un gran impacto en la conservación de especies en “peligro de extinción grave”.

El robo de los animales se registró el 27 de septiembre de 2018 en el centro de crianza “Alfonso Tupiza”, de la isla Isabela. Así lo determinan los peritajes científicos que sustentan la investigación de dos delitos: contra la flora y fauna silvestres, y asociación ilícita, que lleva adelante la Fiscalía de Santa Cruz.

Fiscalía investiga si los autores de estas infracciones son los propios funcionarios del Parque Nacional Galápagos en asociación con traficantes internacionales.

“Se logró determinar que las tortugas fueron sustraídas en forma sistemática (periódica) desde hace mucho tiempo. Podría tratarse de una organización que operaría entre las personas que estaban en la obligación de cuidar, controlar y supervisar las actividades en esa entidad”, señaló.

De acuerdo a su investigación, dicha entidad pública reportó la sustracción de las 123 crías de las especies Chelonoidis vicina y Chelonoidis guntheri, tres días después del suceso. Como antecedente a este hecho, sus autoridades tampoco presentaron una denuncia por un faltante de tortugas en 2017, pese a ser un delito grave, lo que también es indagado por la Fiscalía.

El expediente, de catorce cuerpos, recoge indicios periciales científicos, como de reconocimiento e identificación de las especies, reconstrucción de los hechos y análisis genético a tortugas.

A esto se suman documentos proporcionados por el Parque Nacional, entre ellos actas de entrega-recepción de funcionarios que mostrarían inconsistencias en las fechas de suscripción, en el número de individuos reportados, así como en sus tamaños y pesos, de acuerdo a un parte informativo de la Policía Judicial.

Fuente: El Telégrafo

Related Articles