Home Política Vendedores de Universidad de Guayaquil deben regular su actividad

Vendedores de Universidad de Guayaquil deben regular su actividad

by editor

Janeth vende guantes, gorros, catéteres, pinzas, entre otros productos, desde hace 12 años afuera de la Facultad de Medicina de la Universidad de Guayaquil. Ella llevó los permisos que sacó en administraciones pasadas para el censo que se implementó la semana anterior como medida urgente luego de la emergencia que se vive en ese campus.

Al igual que ella existen otros 175 comerciantes en la ciudadela universitaria, según el último censo. Sin embargo, para autoridades la cifra asciende a 200 incluidos ambulantes.

El rector y presidente de la Comisión Interventora y Fortalecimiento Institucional (CIFI), Roberto Passailaigue, anunció que dieron 48 horas para que los comerciantes entreguen sus documentos legales, pero solo 40 se presentaron, así que se inició un inventario en general.

El pasado viernes la Universidad anunció a este Diario que quienes no tengan permisos deberán gestionarlos lo antes posible para continuar realizando su labor en el campus, es decir, no serán desalojados.

Jaime Larrea, quien vende dulces en una carreta desde hace 25 años en uno de los edificios de la Universidad, contó que hay vendedores que creen que están en una feria y colocan música a alto volumen.

“El fin de semana pasado los profesores bajaron a pedir respeto a su clase porque hay mucho ruido, gritan como si esto fuese mercado por lo que estamos de acuerdo en que se controle estas anomalías”, detalló.

Passailaigue criticó que hay aulas que son utilizadas como centros de copiados, que son alquilados y que la Universidad desconoce a quién es el que se le paga aquel monto mensual.

Agregó que el plan es darle un espacio adecuado a los vendedores para que estén regulados y se ajusten a las normas.

Este tema es complementado con los procesos de seguridad por lo que la unidad de vigilancia será reestructurada, pues está integrada por conserjes que habían sido ascendidos o personas que habían recibido beneficios por algún favor en pasadas administraciones.

Grupos de estudiantes y asociaciones consultadas coinciden en que la Universidad debe recibir el pago de los 17 millones del Gobierno para concretar el plan. 

Fuente: El Universo

Related Articles