Home Uncategorized Siete acelerómetros miden el riesgo de la urbe ante sismos

Siete acelerómetros miden el riesgo de la urbe ante sismos

by editor

Luego de tres años de investigación, cuatro docentes de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil (UCSG) potenciaron el Centro de Monitoreo Sísmico, Cemsis, con 10 nuevos equipos de medición. Siete acelerógrafos, ubicados a conveniencia en distintos sectores de Guayaquil, y tres sismógrafos instalados en Manabí, Portoviejo y Esmeraldas.

Los acelerógrafos detectan el movimiento del suelo durante un seísmo, sea en sentido vertical, norte-sur u este-oeste; cuyos datos sirven para determinar el daño al que han sido sometidas las estructuras, explica Walter Mera Ortiz, vicerrector de investigación y posgrado de la UCSG y director del plan. Mientras que los sismógrafos miden la intensidad de cualquier movimiento telúrico por más leve que este sea, sostiene.

Los resultados que se generen a partir de las mediciones continuas que haga este centro, inaugurado ayer a las 16:00, podrán determinar la vulnerabilidad de la ciudad frente a los movimientos telúricos. Incluso si estos se producen en cantones cercanos, complementa Xavier Vera, investigador del proyecto y docente de la UCSG.

El centro de monitoreo no es nuevo, nació en 1986 como una de las primeras redes de monitoreo, recuerda Mera. “Esto es una continuación del proyecto inicial. Desechamos los equipos antiguos y adquirimos unos nuevos con tecnología de alta precisión, son los mismos que usa el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional”, afirma.

Por su parte, Vera, quien en 2014 actualizó su estudio de 2005 de microzonificación geotécnica y sísmica para la ciudad de Guayaquil, que determinaba el riesgo de los suelos frente a las ondas sísmicas, explica que la colocación de los equipos de medición se hizo teniendo en cuenta que la urbe tiene suelos blandos (centro y sur), medios (norte) y duros (cerros). Siendo los blandos más propensos a riesgos. “Los datos que se recojan en los diferentes puntos servirán para obtener detalles de cuáles zonas amplifican más la fuerza sísmica y qué tipo de terremotos son más peligrosos. Estos datos servirán para la creación de una norma local de códigos de construcción”, menciona.

Actualmente, Guayaquil se rige a las Normas Ecuatorianas de Construcción (NEC), aunque los investigadores coinciden en que los datos que arroje este centro, servirán para crear normas más precisas y aterrizadas a la geografía local diversa.

“El Municipio está creando el primer borrador para la creación de la ordenanza sísmica de la ciudad. Uno de los logros que hemos tenido es que nuestra investigación sirva como insumo a dicha normativa. A parte de eso, los registros nos sirven para entender la dinámica de los suelos de Guayaquil”, manifiesta Guillermo Ponce, investigador del centro de monitoreo de la UCSG y docente.

Fuente: El Universo

Related Articles