Home Seguridad Los Tiguerones expanden su negocio: ahora operan en Quito y Quevedo

Los Tiguerones expanden su negocio: ahora operan en Quito y Quevedo

by Jaime De La Cruz

Las operaciones de la banda de Los Tiguerones se extienden a Quito, enfrentándose así a Los Choneros Y a Los Lobos.

El jefe de la Unidad contra el Tráfico para el Consumo Interno, el mayor Luis Heredia, revela que Los Tiguerones producían una tonelada de cocaína al mes en un laboratorio ubicado en Esmeraldas. Esta banda buscaba financiar sus actividades refinando su producto en sus propios laboratorios, para luego enviarla al exterior.

La policía tuvo acceso a la información gracias al hallazgo de un laboratorio de cristalización en Mataje, Esmeraldas, un lugar que es disputado por Los Gánsters. Tras una investigación exhaustiva de 9 meses, se descifró como se organizaba la venta y distribución de estas sustancias ilícitas en el país y fuera de el.

Como dato importante, en Esmeraldas han ocurrido varias muertes violentas y el motivo era la pelea de territorio para las rutas de envío de sustancias para su distribución para el consumo interno entre ellos y Los Gánsters.

La provincia verde no es el único lugar de operaciones ilegales, sino que ciudades como Quito, Quevedo y Guayaquil también se refleja el mismo panorama.

Desde el 2011 se han descubierto 26 laboratorios a escala nacional, para el procesamiento de la droga, pero en esta ocasión Los Tiguerones lo usaban como laboratorio de refinamiento, se aliaban con otras bandas de diferentes países para que ellos envíen la pasta base de cocaína desde Colombia para refinarla aquí en el país y finalmente convertirla en cocaína.

Ecuador se ha convertido desde hace varios años en un centro de acopio y de tránsito aprovechando los caminos ilegales entre Ecuador y Colombia para pasar la droga.

Hasta el momento en lo que va del año, se ha incautado 41 toneladas de alcaloides en 1.946 operativos. Las sustancias destinadas al microtráfico vienen a ser la cocina, marihuana, heroína y la conocida H.

Foto: Cortesía.

Related Articles