Home Comunidad Denuncias de Lecturas de medidores que no coinciden con la lectura actual de sus planillas

Denuncias de Lecturas de medidores que no coinciden con la lectura actual de sus planillas

by editor

Las múltiples quejas, más de 4.000, que se cuelgan en redes sociales y muchas llegan a denunciar, sobre el excesivo cobro en las planillas de luz, como ya lo publicó este Diario, han levantado ahora la crítica de dirigentes de organizaciones ciudadanas y de expertos en electromecánica sobre el funcionamiento, en medio de la emergencia sanitaria del coronavirus, de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL EP).

CNEL detalló a este Diario que por la suspensión de las actividades de campo de toma de lecturaen los medidores, tras la cuarentena, realizó una estimación de consumos. Es decir, que para la facturación de los valores se consideró el promedio de los últimos meses. De ahí, que muchos se quejan de tener que pagar el mismo costo de la planilla de meses anteriores, o más, pese a estar de viaje o tener la casa deshabitada.

Y como la empresa eléctrica señala que los valores serán ajustados automáticamente cuando se tenga la lectura real, quienes tienen un monto similar a los meses anteriores, por el hecho de consumir más energía, ahora en el confinamiento, deberán pagar un adicional, cuando se retomen las labores en las oficinas de CNEL.

¿Asumir e imponer un monto era la única opción que tenía CNEL para cobrar la energía? El ingeniero en electromecánica Carlos Flores explica que CNEL sí puede hacer telemediciones de medidores y evitar tener que imponer un monto por estimaciones. Pero cuenta, estas telemedidas solo se realizan a grandes compañías del país.

“Tengo entendido que ese sistema se aplica pero a grandes consumidores, empresas grandes y medianas”, dice y acota que sería ideal hacerlas también para las casas.

El también ingeniero mecánico José Dublu, coincide en que se tuvo que pensar en un sistema de telemediciones para evitar el problema.

“Considero que la empresa eléctrica debería suprimir los pagos momentáneamente, como ayuda a las familias; y a su vez, el Gobierno debería ayudar a la compañía, que es una empresa pública, para continuar su operación”, menciona el experto.

Él, además, cree que CNEL por lo menos, ahora, debe considerar casos excepcionales como personas que están fuera de sus domicilios y de familias pobres, en malas condiciones económicas por la crisis sanitaria, y anularles a estos el incremento.

Esta medida, de imponer un monto, que afecta el bolsillo sobre todo de los usuarios que pagan con tarjeta de débitos y créditos, cuyo descuento automáticos no pueden impedir, fue dispuesta por su ente regulador la Agencia de Regulación y Control de Electricidad (Arconel), a quien se le preguntó, entre otras interrogantes, por qué mejor no optó por anular los pagos, mientras dure la crisis. Prometió una respuesta.

No obstante, ante los reclamos ciudadanos, el dirigente de la organización civil Tejido Social de Guayaquil, Gelacio Mora, detalló que en los próximos días, como organización, presentará una acción de protección donde pedirá que no se imponga un monto y que se rebaje el costo de kilovatios por hora, sobre todo, ahora, en medio de la crisis.

“Es un absurdo lo que está haciendo la empresa eléctrica. A discrecionalidad, está imponiendo un costo que no es el real y la ley de Defensa del Consumidor prohíbe los cobros presuntivos, es un robo, un delito”, dijo.

El dirigente, recordó, que por este mismo problema en el año 2003, la organización sacó medidores de varios sectores populares de Guayaquil y los fueron a entregar a la empresa eléctrica de aquel entonces, con matriz en la Garzota, como medida de protesta. “Son las mismas malas prácticas que se siguen dando hasta el día de hoy. Y si es necesario retomaremos protestas parecidas”, indicó.

DETALLE

En la planilla de luz, del mes de marzo, que le llegó el 21 de abril a Allan Guerra, por ejemplo, la lectura actual de kilovatios (kW h) es de 5269. Pero en la foto del medidor, que él tomó el paso martes, se muestra una cantidad menor: 5090. “Me ponen una lectura actual que aún ni llega hasta el día de hoy. Me aumentaron casi 200 kW y no me dan una solución”, indignado.

La misma preocupación y contradicción entre la planilla y el medidor, la tienen cientos de ciudadanos alrededor del país.


Cortesía del diario Expreso

Related Articles