Home Comunidad ¿Peligra la declaratoria de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad?

¿Peligra la declaratoria de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad?

by editor

La basura y la delincuencia se apoderaron del Centro Histórico. En otras ciudades han existido sitios que perdieron su estatus de Patrimonio de la Humanidad.

Es sábado 4 de septiembre de 2021. La gente se congrega en los exteriores de la Iglesia San Francisco, en el Centro Histórico de Quito, para observar -a lo lejos – la boda entre la modelo Jasmine Tookes y el ecuatoriano Juan David Borrero, hijo del vicepresidente de la República, Alfredo Borrero.

Ese evento, que desató polémica, puso en la mesa el debate sobre la imagen del casco colonial. La empresa organizadora del matrimonio envió un oficio a la Secretaría de Seguridad para solicitar el retiro de indigentes y la limpieza de heces de palomas y la basura en los alrededores.

Es decir, se hizo un pedido que -en teoría- que debería cumplirse a diario, sin una solicitud de por medio.

Descuido del casco colonial

La Empresa Pública Metropolitana de Aseo tiene identificados 185 puntos críticos en la Administración Manuela Sáenz (lo integran San Juan, Itichimbía, La Libertad, Centro Histórico, Puengasí y Chimbacalle).

En 2020, se recolectaron 53.859 toneladas de residuos. Lo que representa un promedio de 150 toneladas diarias. La mayoría de los desechos son generados por sus habitantes.

También se puede hablar de la inseguridad. Cifras de la Policía Nacional dieron cuenta que -solo hasta febrero de 2021- se reportaron 27 robos a personas y dos muertes violentas, en ese distrito. Es decir, un descuido total.

¿Es posible que la ciudad pierda su categoría?

Quito no puede perder la condición de Patrimonio Cultural, lo advirtió Ana González, especialista responsable del Sector Cultural en la oficina de la Unesco en Quito.

La ciudad se mantiene en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, dijo la experta, e indicó que para que se retire de la lista, primero debe pasar por un proceso.

Primero tiene que pasar a una lista de Patrimonio que se encuentra en peligro, también debe llegar a un acuerdo del Estado ecuatoriano con la Alcaldía. Y esto no es el caso de Quito.

Raúl Codena, director Ejecutivo del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), dijo  que para perder la categoría se debe realizar un análisis con base en base en las directrices operativas de la Convención respectiva, la cual revisará si hubo o no la pérdida de un bien de valor universal excepcional. El funcionario advirtió que desde el Municipio se han cumplido todas las observaciones de los organismos.

González advirtió que estas disposiciones no las toma la Unesco, sino el Comité Intergubernamental de Patrimonio Mundial, que está conformado por los Estados partes de la convención.

La inversión en el Centro Histórico

Luz Elena Coloma, presidenta de la Comisión de Áreas Históricas y Patrimonio del Municipio de Quito, cree que existe una deficiente inversión en la recuperación del Patrimonio.

Coloma señaló que, de acuerdo con el presupuesto de 2021, el Instituto Metropolitano de Patrimonio, ha tenido una ejecución de apenas del 15% hasta lo que va del año. Añadió que solo un 5% se ha ejecutado en la conservación del espacio público y las parroquias urbanas y rurales.

Sin embargo, Raúl Codena, director Ejecutivo del IMP, advirtió que se ejecutan programas de mantenimiento. Mencionó que desde 2019, se hicieron más de 45 proyectos con una inversión de $ 13 millones, en el Centro Histórico y en las ruralidades.

Puso como ejemplo la recopilación del Proyecto Ruc Pacu, que es una salvaguardia del patrimonio inmaterial.

Riqueza cultural que no se conservó

El  8 de septiembre se conmemoró los 43 años de la Declaratoria de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), realizó este reconocimiento catalogando a su centro histórico como el más antiguo, más grande y “mejor conservado de América Latina”.

No obstante, los archivos históricos dan cuenta de que algunos edificios de riqueza cultural no se conservaron, tal y como lo exige la Unesco, reflexionó Freddy Fuenmayor, investigador sobre Quito.

El experto indicó que antes de que se crearan las ordenanzas para proteger el Patrimonio (por los años 70), se derrocaron edificios de riqueza histórica.

Tal es el caso de la vivienda de donde se originó la Leyenda de la Casa 1028. “Fue derrocada para construir el edificio Guerrero Mora”, explicó.  Otro hecho, dijo, fue la erradicación de una casa que pertenecía al Márquez de Selva Alegre.

También recordó el derrocamiento de un inmueble en la Plaza Chica y el caso de la Biblioteca Nacional, la que quedaba en San Blas, donde se une la calle Guayaquil y Montúfar. Este último, fue modificado para dar espacio a la vía del Trolebús.

Fuenmayor añadió que, para construir el Teatro Atahualpa y el Edificio Bolívar, botaron la Casa de la Inquisición. “La modernidad fue un ataque para el centro histórico”, reiteró.

Related Articles