Home Internacionales Pentágono desclasifica videos de drones asesinando a civiles en Kabul

Pentágono desclasifica videos de drones asesinando a civiles en Kabul

by Jaime De La Cruz

Periodistas de The New York Times han publicado este miércoles fragmentos de las grabaciones de dos drones estadounidenses MQ-9 Reaper, que duran unos 25 minutos en total y documentan el ataque en la capital de Afganistán el 29 de agosto, que se cobró la vida de 10 civiles, la mayoría de ellos menores de edad.

Uno de los videos es demasiado borroso, pero en el otro fragmento, de mejor calidad, se distinguen claramente varias personas en la calle de Kabul que están en la mira de los militares estadounidenses. Pese a la distancia, en la grabación se puede incluso discernir a los niños que se mueven cerca del patio en los momentos previos al ataque.

El Pentágono compartió los videos a pedido de los periodistas en virtud de la Ley por la Libertad de la Información, después de la demanda de The New York Times contra el Mando Central de EE.UU.

Los ‘daños colaterales’ de aquel bombardeo en Kabul incluyeron a 10 miembros de una familia, entre ellos siete niños, denunció ante los medios un familiar de los fallecidos.

Inicialmente, los militares estadounidenses declararon que su ataque iba dirigido contra un coche bomba de los terroristas del ISIS-K, la facción local del Estado Islámico, y provocó potentes detonaciones debido a la presencia de una gran cantidad de explosivos dentro del vehículo. En aquel momento, en el Mando Central consideraban que su decisión permitió prevenir una amenaza “inminente” para el aeropuerto de la capital afgana.

Sin embargo, en lugar de matar al conductor de un supuesto coche bomba, los militares estadounidenses mataron a un trabajador humanitario afgano, que colaboraba con una ONG norteamericana.

Zemari Ahmadi era un ingeniero eléctrico de 43 años que desde 2006 trabajaba para la organización Nutrition and Education International (NEI), dedicada a luchar contra la malnutrición en Afganistán. Ahmadi había solicitado el reasentamiento a EE.UU.

Más de dos semanas después del ataque, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, no supo responder si Washington había matado a un trabajador humanitario o un terrorista, cuando testificó ante el Senado. “No podemos tener una investigación después de matar a la gente. Lanzamos una investigación antes de matar a la gente”, le espetó el senador republicano Rand Paul, por el estado de Kentucky.

Foto: Departamento de Defensa de EE.UU. / AP

Related Articles