Home Internacionales Tensión tras los primeros resultados en las elecciones en Costa Rica

Tensión tras los primeros resultados en las elecciones en Costa Rica

by Jaime De La Cruz

La incertidumbre y las expectativas se mezclan este domingo en Costa Rica mientras la nación centroamericana espera los resultados de las elecciones más atomizadas de su historia.

De acuerdo con el primer corte ofrecido por el Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica, con cerca del 30% de las mesas escrutadas, ningún candidato había alcanzado el 40% de los votos necesarios para ganar en una primera ronda.

En un primer lugar se encontraba el expresidente José María Figueres, del Partido Liberación Nacional (PLN) con poco más del 28% de los votos y el predicador evangélico Frabricio Alvarado, del Partido Nueva República, con poco más del 16%.

En una cerrada lucha por el segundo lugar se encontraban también el economista del Partido Progreso Social Democrático, Rodrigo Chaves (también sobre el 16%) y la exvicepresidenta del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Lineth Saborío con cerca del 13 %.

Un total de 25 candidatos se presentaron a los comicios en los que los costarricenses fueron convocados a elegir al sucesor del saliente presidente Carlos Alvarado, dos vicepresidentes y los 57 diputados del Congreso para el período 2022-2026.

Según imágenes trasmitidas por la televisión local, tras el cierre de los centros de votaciones, miles de personas se lanzaron a las calles con banderas y pancartas a la espera de la publicación de los resultados oficiales.

Los costarricenses se reunieron en la neurálgica Fuente de la Hispanidad y en otras avenidas principales de la capital, San José.

Una recesión económica, alto desempleo, la pandemia de coronavirus y acusaciones de corrupción alimentaron el desencanto con el gobierno en la que tradicionalmente ha sido una de las democracias más estables de América Latina.

Indecisión

Y es que, a pocos días de las elecciones, ningún candidato se perfilaba como favorito y ninguno convencía más allá de su formación política.

Las encuestas mostraban un alto nivel de indecisión, en el que más del 30% de la población no sabía a quién darle su voto.

Las dudas llevaron a que un récord histórico de partidos presentaran sus propuestas, pero el alto número también significó una dispersión de las intenciones de voto.

Esto hizo que muchos expertos y medios locales pronosticaran una segunda vuelta, que tendría lugar el próximo 3 de abril.

Esto solo ocurriría si ninguno de los candidatos a presidente alcanza al menos el 40% de los votos.

Sería la cuarta vez en la historia que Costa Rica necesita ir a segunda vuelta para elegir a su presidente.

Aunque las encuestas no vaticinaban un ganador claro, las estimaciones favorecían a los candidatos de Liberación Nacional (PLN), José María Figueres Olsen, de Unidad Social Cristiana (PUSC), Lineth Saborío y el cantante evangélico de derecha Fabricio Alvarado, de Nueva República.

Unos comicios tranquilos

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) informó que la jornada transcurrió sin irregularidades y con una “extraordinaria” participación ciudadana en un país donde el nivel de abstención en los últimos comicios fue del 34%.

Sin embargo, los primeros resultados sugirieron que el abstencionismo rondaba el 44%.

Las autoridades electorales indicaron que incluso antes de que abrieran las urnas a las 6:00 hora local (12:00 GMT) ya había filas de votantes, tendencia que se mantuvo a lo largo del día.

Un total de 3,5 millones de costarricenses fueron convocados este domingo a las urnas.

En 2018, solo votó el 65,16% del padrón, según los datos del TSE.

Fuente del periódico digital “BBC”

Foto: Cortesía

Related Articles