Home Internacionales Caracas vivió una jornada de manifestaciones en pro y contra del régimen de Nicolás Maduro

Caracas vivió una jornada de manifestaciones en pro y contra del régimen de Nicolás Maduro

by Jaime De La Cruz

En el Día de la Juventud, los jóvenes protestaron en el lugar donde fue asesinado el estudiante Bassil Da Costa, justo hace siete años. Los estudiantes marcharon desde la avenida Urdaneta hasta la esquina de Tracabordo, en La Candelaria, donde cayó Da Costa, el primer fallecido de las manifestaciones de 2014.

Los opositores se concentraron en una plaza del barrio capitalino de Chacao desde las 10.00 locales (14.00 GMT) en el marco de la celebración del Día de la Juventud, pero no fue hasta cerca del mediodía, cuando se unió a la manifestación el líder opositor Juan Guaidó, que comenzaron las actividades programadas. “Ustedes tienen hoy la fuerza para cambiar el destino de este país, tienen la fuerza y la capacidad de decisión”, dijo Guaidó en un breve discurso.

El opositor, quien dice mantenerse al frente del Parlamento, pese a que no se presentó a los comicios para renovar su cargo por considerar que no había condiciones, también instó a los jóvenes a manifestarse en las calles en exigencia de sus derechos, en un momento en el que, consideró, la “dictadura” -en referencia al Gobierno de Maduro- “no está fuerte”.

“No está fuerte una dictadura que está señalada por delitos de lesa humanidad. No está fuerte una dictadura que tiene que asesinar, masacrar, torturar, censurar y perseguir para mantenerse un día más en el poder”, señaló. Antes, una docena de dirigentes estudiantiles exigieron en sus discursos el fin de la acuciante crisis que atraviesa Venezuela, y que ya se prolonga un lustro.

En paralelo a la manifestación opositora, varios miles de simpatizantes de Nicolás Maduro se concentraron en las cercanías del palacio presidencial de Miraflores para ofrecer un nuevo respaldo al presidente caribeño.

En la manifestación, pese a convocarse con motivo del Día de la Juventud, la mayoría de los asistentes eran pensionistas, empleados de empresas estatales o funcionarios gubernamentales.

Fuente: DW

Related Articles