Home Internacionales Acusan a una compañía siderúrgica de provocar 7.500 muertes con las emisiones tóxicas de una de sus fábricas