Home Internacionales Disputa por presidencia del BID crea tensión y enfrenta a sus miembros

Disputa por presidencia del BID crea tensión y enfrenta a sus miembros

by editor

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la principal fuente de financiamiento para el desarrollo económico, social e institucional sostenible de América Latina y el Caribe, se apresta a elegir a un nuevo presidente, en medio de una elección que se ha visto eclipsada por la pandemia de COVID-19.

La votación por la presidencia del BID está prevista para el 12 y 13 de septiembre mediante una reunión extraordinaria de la Asamblea de Gobernadores que se desarrollará en una plataforma electrónica de software desde la sede del Banco en Washington, EE. UU.

Sin embargo, Argentina junto a otros países de la región han amenazado con boicotear el quórum de la Asamblea y solicitan que la elección se posponga hasta marzo de 2021, una postura que ha sido criticada por el resto de países, registró Infobae.

“La fecha de la elección se fijó dentro del plazo requerido por el Reglamento del BID para la Elección del presidente del Banco… instamos a todos los países miembros a cumplir, en el tiempo indicado y forma, con las resoluciones ya aprobadas por los Directores y Gobernadores”, sentencia un comunicado difundido por la cancillería de Colombia, que fue firmado por 18 países.

En tanto, además de la pugna sobre la fecha de la elección, otra batalla por quien será el candidato que tome control del banco se ha venido gestando.

El gobierno de Estados Unidos por primera vez ha postulado a un candidato para ocupar el cargo. Se trata del abogado Mauricio Claver Carone, un funcionario de la administración del presidente Donald Trump. Expertos aseveran que la nominación busca contrarrestar la creciente influencia de China en la economía mundial.

Claver Carone, nacido en Miami pero con ascendencia cubana, se ha desempeñado como director para el Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional estadounidense y ha mantenido una postura a favor de las sanciones impuestas por EE. UU. contra Cuba y Venezuela.

Fue también director ejecutivo interino de EE. UU. ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) y desde ese cargo apoyó el préstamo de $57 000 millones de dólares a Argentina en el 2018.

La postulación de Claver Carone ha dejado abierta la idea de que los países de la región puedan llegar a perder las riendas de unos de sus organismos prestamista más importantes. Desde la creación del organismo en 1959 el cargo de presidente ha sido desempeñado solo por latinoamericanos.

Ante este escenario, desde el otro bando, que encabeza Argentina, se impulsa la candidatura de Gustavo Béliz, el actual Secretarío de Asuntos Estratégicos del gobierno del presidente Alberto Fernández y exministro de Justicia (2003-2004) del gobierno de Néstor Kirchner.

Béliz ya ha venido trabajando con el BID en diferentes propuestas, según refieren distintos medios argentinos.

Argentina ha designado a Gustavo Béliz como su opción para el cargo. EFE

Otro nombre que ha sonado para conformar la elección de la presidencia del organismo, ha sido el de la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla (2010-2014).

La cancillería de Costa Rica emitió un comunicado diciendo que Chinchilla “posee todas las credenciales para postularse al cargo sobre todo en estos tiempos donde la pandemia del COVID-19 ha puesto a prueba las economías de todos los países de la región”.

Costa Rica manifestó su aspiración de que la expresidenta Laura Chinchilla llegue al cargo. ARCHIVO

Sin embargo, pese a que el tiempo está corriendo, ninguno de los 48 países miembros ha formalizado ninguna de las tres posibles candidaturas.

María Cristina Rosas, analista del think tank Globalítika, dice a El Economista que la intención de EE. UU., el principal accionista del BID, con más de 30% del poder de voto, de que Claver Carone logre el cargo rompería una regla que data de tiempo atrás y que establece que quien presida el Banco Mundial debe ser un estadounidense, quien esté al frente FMI debe ser un europeo y el BID debe estar liderado por un latinoamericano.

Related Articles