Home Comunidad Ataúdes quedaron en el mar luego que una parte del cementerio italiano se derrumbara

Ataúdes quedaron en el mar luego que una parte del cementerio italiano se derrumbara

by editor

Una parte de un cementerio situado en un acantilado de la región italiana de Liguria (noroeste) se hundió a causa de un corrimiento de tierras, perdiendo decenas de féretros que acabaron en el mar, confirmó el lunes el cuerpo de bomberos.Ninguna persona quedó herida en el derrumbe, según la misma fuente. Según Infobae, el cementerio se encuentra en un acantilado a lo largo de la carretera que desde Recco llega al pueblo de Camogli, a unos veinte kilómetros de Génova, y es uno de los más evocadores y conocidos de la Riviera. 

 El camposanto se vio afectado por un corrimiento de tierras que ha provocado el hundimiento de una de sus áreas con columbarios. De este modo los nichos se hundieron decenas de metros hasta las rocas de la orilla y numerosos ataúdes han acabado en el mar. Bomberos, equipos de buzos y botes de la Guardia Costera acudieron al lugar para asegurar la zona y recuperar los féretros, que deberán identificarse. Los encargados de dar la voz de alarma han sido los albañiles que estaban restaurando algunos panteones y que asistieron en directo al derrumbe de parte del cementerio, grabándolo con sus teléfonos móviles. Los trabajadores narran en las grabaciones, difundidas por los medios locales, cómo el suelo empezó a vibrar y acto seguido ante sus propios ojos una parte del cementerio empezó a agrietarse y acabó hundiéndose hasta la playa.

De este modo los nichos se hundieron decenas de metros hasta las rocas de la orilla y numerosos ataúdes han acabado en el mar.

Un equipo de los bomberos ha comenzado ya las labores para asegurar el lugar y recuperar las tumbas, que deberán identificarse.

Los encargados de dar la voz de alarma han sido los empleados que estaban restaurando algunos panteones y que asistieron en directo al derrumbe de parte del cementerio, grabándolo con sus teléfonos móviles.

Los trabajadores narran en las grabaciones, difundidas por los medios locales, cómo el suelo empezó a vibrar y acto seguido ante sus propios ojos una parte del cementerio empezó a agrietarse y acabó hundiéndose hasta la playa.

Este hecho sucedió el lunes 23 de febrero de 2021.

Related Articles