Home Política Freddy Carrión: “A la persona que se le impone una pena privativa de la libertad, prácticamente está con una pena de muerte”

Freddy Carrión: “A la persona que se le impone una pena privativa de la libertad, prácticamente está con una pena de muerte”

by editor

Freddy Carrión, Defensor del Pueblo, brindó una entrevista al programa Los Especialistas de Ecuador en Directo, donde comentó respecto al sistema penitenciario que existe en el país.

El doctor Carrión mencionó que esperaba que el presidente de la República entienda lo que significa un sistema penitenciario, que conozca una realidad y no solo desde un punto de vista de escritorio donde podría describir una realidad que claramente la desconoce. Agregó que “el problema no es haber construido mayores centros penitenciarios. Han aumentado el número de privados de la libertad con el nuevo Código Integral Penal, y es así que de la misma manera se construyeron estos centros para evitar el hacinamiento. Si tuviéramos centros reducidos, ahora tendríamos una crisis penitenciaria de mayor proporción”.

El entrevistado aseveró que el presidente desconoce qué es la sociedad y qué es la delincuencia que vive día a día el país, y es a través de la sanción de esas personas responsables de actos delictivos por las que están siendo juzgadas e ingresan a estos centros penitenciarios. “El aumento de la sociedad es lo que contribuye al aumento de conductas delictivas y debido a esto se requieren más centros penitenciarios. Se trata de entender que la delincuencia obedece a causas sociales, económicas, políticas, familiares, a la falta de empleo, de oportunidades que tiene el pueblo ecuatoriano y todo esto es el cultivo para la violencia e inseguridad que está viviendo el país”, explicó. Añadió también que las cárceles son un claro reflejo de lo que está sucediendo en nuestra suciedad.

El Defensor del Pueblo expuso que el Estado teniendo a cargo estos centros penitenciarios permite que existan este tipo de actos lamentables por el control de cárceles donde las autoridades no atinan a hacer absolutamente nada. Indicó también que, “los problemas no son conductuales sino estructural porque existe una falta de política pública penitenciaria, falta de seguridad penitenciaria, un déficit de número de agentes de seguridad penitenciaria, falta de recursos; no existe un equipo de reacción emergente que pueda actuar con una fuerza disuasiva ante estos actos sangrientos”.

También indicó que, “no existe un sistema que diferencie los presos, que evitemos que tengas espacios comunes, que evitemos que los presos apenas entren se vayan uniendo a pandillas. Se debe garantizar la seguridad y el Estado debe responder ante esta situación, por lo que se debe iniciar una investigación para dar con los responsables y sancionarlos como dice la ley”.

El exsecretario del Directorio de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) expuso que, “cuando hablamos de derechos humanos, hablamos de que el ser humano es el sujeto principal de sus derechos, no podríamos entender la acción de un Estado donde el ser humano no sea el centro de protección”. Referente a los derechos de estas personas, manifestó que por más que sean personas privadas de la libertad (PPL), la constitución protege a estas personas porque sus custodias están a cargo del Estado para que cumplan con sus penas ya que este es su castigo para que cumplan con la ley. “Sigue siendo un ser humano y hay que dotarle de las condiciones mínimas para que cumplan con la sociedad, pero ahora en Ecuador con estos hechos que están sucediendo, a una persona que se le impone una pena privativa de la libertad prácticamente esta con una pena de muerte porque ingresa a un centro penitenciario y le puede suceder lo que hemos visto ahora”, añadió.

El también doctor Freddy Carrión informó que hay una serie de problemas donde el Estado se ha mostrado incompetente por el nivel de funcionarios que tenemos al frente de las instituciones. “Hemos tenido casos de directores que estaba recibiendo dinero para dar seguridad a los presos en el interior de las cárceles; había otro caso donde en las ambulancias ingresaban armas. Las armas no ingresan con las visitas de los familiares, entran por la puerta grande y mediante funcionarios públicos. Las personas privadas de la libertad son un grupo de atención prioritaria por una razón, porque su custodia está bajo el Estado y este debe garantizar su vida y su integridad”, expuso.

Carrión declaró que cuando uno asume el reto de ser candidato a la presidencia, conoce la realidad de un país y está dispuesto a cambiarla y modificarla para poder superar los problemas del país. Es un acto de suprema incompetencia delegar la culpa a la anterior administración pública, por lo que no tiene sentido que nos mantengamos 4 años echándole la culpa a otros. “Él es el presidente de la República y debe tener instituciones competentes que actúen en función de las necesidades y los problemas. Se necesitan acciones directas y eficaces, que tomen el control en la base de una lógica penitenciaria”, agregó.

Entrevista completa en el siguiente enlace.

Related Articles