Home Salud ¿Qué daños tiene para la salud la contaminación ambiental y cómo evitarlos?

¿Qué daños tiene para la salud la contaminación ambiental y cómo evitarlos?

by editor

Son muchos los efectos a corto y a largo plazo que la contaminación atmosférica puede ejercer sobre la salud de las personas. En efecto, la contaminación atmosférica urbana aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y crónicas, como el cáncer del pulmón y las enfermedades cardiovasculares. La contaminación atmosférica afecta de distintas formas a diferentes grupos de personas.

Los efectos más graves se producen en las personas que ya están enfermas. Además, los grupos más vulnerables, como los niños, los ancianos y las familias de pocos ingresos y con un acceso limitado a la asistencia médica son más susceptibles a los efectos nocivos de dicho fenómeno. 

 Estos son algunos de los efectos que ocasiona este problema en la salud de las personas y las recomendaciones para prevenir esos daños: 

– En el mundo 1,3 millones de personas mueren en un año a causa de la contaminación atmosférica urbana. 

– Las personas que viven en ciudades con altos niveles de contaminación padecen más enfermedades cardiacas, problemas respiratorios y cánceres de pulmón que quienes viven en zonas urbanas donde el aire es más limpio. 

– Quienes viven con asma afrontan un riesgo mayor de sufrir una crisis asmática los días en que las concentraciones de ozono a nivel del suelo son más elevadas. 

– Personas expuestas durante varios años a concentraciones elevadas de material particulado tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 

– En 2010 se produjeron 223.000 muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo atribuibles a la contaminación. – Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), si se redujera la contaminación con partículas (PM10) de 70 a 20 microgramos por metro cúbico es posible reducir la mortalidad en 15 % por esta causa. 

– Las partículas más dañinas para la salud son las de 10 micrómetros o menos, que pueden penetrar y alojarse en el interior profundo de los pulmones. 

– El exceso de ozono en el aire puede causar problemas respiratorios, asma, reducir la función pulmonar y originar enfermedades pulmonares. 

– El dióxido de nitrógeno aumenta síntomas de bronquitis en niños asmáticos y disminuye el desarrollo de la función pulmonar. 

– El dióxido de azufre inflama el sistema respiratorio, provoca tos, secreción mucosa y agravamiento de asma y bronquitis crónica. 

Recomendaciones para la salud: – Entre las recomendaciones para proteger la salud están evitar exponerse al ambiente externo, especialmente niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y pacientes con enfermedades crónicas. 

– Evitar salir en lo posible de hogares u oficinas. 

– Mantener cerradas ventanas y puertas. 

– Evitar el uso de lentes de contacto. 

– No fumar. 

– Evitar hacer ejercicio al aire libre. 

– Usar lo menos posible el auto. 

– Suspender el recreo y las actividades al aire libre en los centros escolares. 

– Hidratarse adecuadamente, comer frutas y verduras. 

– No automedicarse y visitar al médico. 

– Estar atentos a las indicaciones de las autoridades. 

– Utilizar cubrebocas al permanece al aire libre. 

– Formular políticas públicas e intervenciones firmes para disminuir este problema. 

– Trabajar de manera común y comprometida para la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero derivas de sequías, quema de leña, incendios. 

– Promover el reciclaje y cuidar la zonas verdes.

Fuente: EFE

Related Articles