Home Salud La contaminación ambiental incide en los infartos al corazón

La contaminación ambiental incide en los infartos al corazón

by editor

Las partículas provenientes de la contaminación pueden acelerar un infarto al miocardio producto de su acumulación, así como producir vasoconstricción y daño severo isquémico, alertó una investigación mexicana.

El estudio fue realizado por la neuropatóloga e investigadora de la Universidad del Valle de México, Lilian Calderón, quien explicó a través de un comunicado que debido a su tamaño nanométrico estas partículas se introducen a través de la inhalación por el tracto respiratorio y son transportadas por el torrente sanguíneo.

Debido a ello pueden llegar a cualquier órgano, e incluso los bebés en el útero pueden sufrir cambios genéticos. En su investigación titulada Nanopartículas magnéticas de contaminación atmosférica derivadas de la combustión -y la fricción- en corazones humanos, la experta analizó 72 corazones humanos de personas fallecidas en edades de entre 9 y 24 años.

La mayoría de ellas eran residentes de la zona metropolitana de la Ciudad de México, y “a pesar de su juventud, ya presentaban un daño neurovascular significativo y la enfermedad de Alzheimer en evolución”, dijo la especialista.

En el análisis se encontró que estas partículas contienen diferentes materiales orgánicos e inorgánicos, incluyendo endotoxinas y metales que producen un estrés oxidativo importante y alteran cada uno de los órganos del ventrículo derecho e izquierdo.

Esto daña directamente al miocardio y trae alteraciones con consecuencias graves a corto y largo plazo.

La experta también encontró altas concentraciones de magnetita e hidrocarburos poliaromáticos unidos a partículas, especialmente el benzopireno de alto peso molecular formado durante la combustión y que es causante de la leucemia.

Resaltó la importancia de atender las recomendaciones de contingencias ambientales, tales como, no exponerse en los horarios pico de contaminantes, evitar exposición durante tiempo prolongado a vialidades con tráfico pesado, no exponerse a quema de madera, ni de petardos. 

FUENTE: EL TELÉGRAFO

Related Articles