Home Cultura Hacer cometas e irlas a volar en cerro, tradición en Ambato.

Hacer cometas e irlas a volar en cerro, tradición en Ambato.

by editor

Quieren mantener una tradición que ha pasado de generación en generación. Y para ello aprovechan los vientos de agosto, que soplan fuerte en la cima del cerro Casigana.

Ahí, familias y amigos se reunieron el domingo último para un concurso de cometas que realizó la fundación Jóvenes para el Futuro. Ellos quisieron revivir momentos de infancia y juventud, además de integrar a las familias, amigos y vecinos.

Martha Chango, directora de la fundación, contó que el concurso quiso rescatar una de las tradiciones que de a poco se van perdiendo, pues hasta hace varios años en el verano de agosto las familias acostumbraban a reunirse para elaborar las cometas. Luego salían a sitios como el cerro Casigana, donde las hacían volar.

Aquellos tiempos volvieron a recordarse ese día, pues los padres llegaron con sus hijos, así como los amigos, para pasar un momento ameno en familia y para aprender más sobre este juego popular de antaño.

“Nosotros en las comunidades salíamos a pastar nuestros borreguitos, cargados con las cometas para jugar. Ganaba el que más alto las hacía volar, además se mandaban las cartas a través del hilo de las cometas. Lamentablemente, ahora se ve poco porque la tecnología como que le está ganando a las tradiciones que nos enseñaron nuestros padres y abuelos”, manifestó Chango.

Ella recordó que la fundación Jóvenes para el Futuro trabaja desde 1992 con niños y jóvenes, para sacarlos de las calles, de la drogadicción, de la mendicidad… También busca que se vuelvan a integrar al hogar. Y para promover aquello se hacen programas donde puedan participar todas las familias, como los concursos.

Juan Vargas fue uno de los asistentes a esta jornada. Él llegó con sus dos hijas. Contó que fue una buena oportunidad para recordar una de las formas más sanas de diversión que tuvo en su niñez y juventud.

Recordó que en aquellos tiempos se reunía con sus familiares y amigos de barrio para elaborar las cometas con sigse (tallo de planta), engrudo (pegamento casero) y papel periódico. Luego de aquello salían a hacerlas volar en el cerro Casigana. “Ojalá se recupere esa tradición y no se pierda”, dijo.

José Ayasa también fue para que la tradición no se pierda. Él aseguró que busca que su hijo mantenga en el futuro estas costumbres y pueda heredárselas a sus nietos.

Él espera que ellos vayan al cerro para hacer volar las cometas. Manifestó que extraña aquellos años de niñez cuando se reunía con los amigos para hacer las cometas. Ahora las compra ya elaboradas.

Rosa Guaraca también fue con sus dos hijos. Resaltó que ahora para llegar al Casigana hay vía asfaltada. En cambio, cuando era niña subía a pie con familiares o amigos, por senderos polvorientos. Y que aquello era parte de la emoción por ir a ver volar las cometas.

En Guayaquil

Elaborar cometas en casa y en familia y luego llevarlas a sitios altos como el mirador de Bellavista es parte de la tradición que se ve entre julio y agosto en esta urbe.

Juego de antaño

Y para mantener estas tradiciones, el domingo 25 en el MAAC (en Malecón y Loja) se hizo también un festival de cometas y de juegos populares de antaño

Fuente: El Universo

Related Articles