Home Cultura Este 6 de agosto del 2020 se cumplen 145 años de la muerte de Gabriel García Moreno

Este 6 de agosto del 2020 se cumplen 145 años de la muerte de Gabriel García Moreno

by editor

En el discurso de aceptación del Premio Nobel, en 1982, el escritor colombiano Gabriel García Márquez coloreó con un pasaje de la historia ecuatoriana: el funeral del Presidente Gabriel García Moreno, quien fue velado sentado en un sillón, con todas sus medallas, y rodeado de una guardia militar que, en paradoja descomunal, no estuvo para salvarlo de su asesinato, el 6 de agosto, hace exactamente 145 años.

García Márquez mencionó al Presidente ecuatoriano, en aquel recordado discurso, para defender esa idea de realismo mágico que marcó su obra, para mostrar que la realidad superaba a la ficción. El discurso del colombiano puso a García Moreno en la vitrina de la historia fantástica de América Latina y, por obvias razones, de Ecuador.

“La independencia del dominio español -dijo García Márquez en Estocolmo- no nos puso a salvo de la demencia. El general Antonio López de Santana, que fue tres veces dictador de México, hizo enterrar con funerales magníficos la pierna derecha que había perdido en la llamada Guerra de los Pasteles. El general García Moreno gobernó al Ecuador durante 16 años como un monarca absoluto, y su cadáver fue velado con su uniforme de gala y su coraza de condecoraciones sentado en la silla presidencial”.

El historiador Germán Rodas pone en duda algunos detalles del discurso del Nobel colombiano. García Moreno fue asesinado por Faustino Rayo, a machetazos, el 6 de agosto de 1875. Rodas, dice que evidentemente, no fue en el sillón Presidencial, sino que fue en otra parte de la ciudad: su velatorio se realizó en el patio de la Catedral.

Rodas también explica que García Moreno fue un “brillante abogado”, dice, pero sobre todo un hombre que fue influenciado por cientificismo que cobijó a la Europa de mediados del siglo XIX. Pero también fue admirador de Napoleón III, el emperador de Francia, quien gobernó ese país con mano de hierro, en cuyo reino vivió a los 26 años, cuando fue a continuar sus estudios en París. De ahí que García Moreno haya tenido “un gobierno con toques despóticos” y que en su afán modernizador del Ecuador haya fundado la Politécnica Nacional.

García Moreno también fue alcalde de Quito, diputado, triunviro y presidente constitucional en dos ocasiones, así como Presidente interino también en una ocasión. En su Gobierno, en 1862, se firmó un concordato con Roma, para declarar que la religión exclusiva del Ecuador era la católica.

Un dato anecdótico sobre la muerte de García Moreno, estudiado por Rodas, es que quien certificó la muerte e hizo un completo tratado fisiológico de autopsia fue el médico francés Esteban Gayraud, quien fue traído al país por el Presidente para dotar de mayor apego científico la Universidad Central. Él certificó la muerte del Primer Mandatario junto con la firma de los médicos ecuatorianos Miguel Egas y Rafael Rodríguez.

Su asesinato se atribuyó a un grupo de liberales que actuó junto con Faustino Rayo, en uno de los magnicidios que más conmoción causaron al país.

A 145 años de su muerte, la figura de García Moreno tiene sus seguidores. Hoy, jueves 6 de agosto del 2010, a las 17:00, se realizará un encuentro por Zoom titulado: “Gabriel García Moreno, estadista genial, hijo fiel de la Iglesia, y mártir de la fe”. El evento lo organiza la Sociedad Ecuatoriana Tradición y Acción Pro Cultura Occidental.

Aun así, si los datos de García Márquez sobre García Márquez resultan fantásticos, queda el hecho de que el corazón del presidente García Moreno, tras su magnicidio, fue conservado y fue guardado largo años, hasta que en los años 70 se divulgó que estuvo en el monasterio del Buen Pastor, en La Recoleta, en el sur de Quito.

Related Articles