Home Internacionales Presuntos responsables de importación de cocaína desde América Latina son juzgados por la Justicia francesa

Presuntos responsables de importación de cocaína desde América Latina son juzgados por la Justicia francesa

by Jaime De La Cruz

La justicia francesa juzga desde este lunes a diez personas, entre ellas cuatro estibadores del oeste de Francia, por la importación de cocaína de América Latina en contenedores entre 2017 y 2020.

La investigación inició en mayo de 2017 tras la incautación en el puerto brasileño de Santos de 690 kilos de cocaína en un contenedor frigorífico destinado a Montoir-de-Bretagne, puerto próximo a Nantes.

Según investigadores, la mercancía se importaba mediante la técnica del “rip-off”, consistente en introducir la cocaína en bolsas de deporte u otros envases cargados en un contenedor regular.

Las importaciones se hacían a escondidas de empresas con buena reputación o con la complicidad de compañías creadas a tal efecto, según la fiscalía de Rennes (oeste), donde tiene lugar el juicio.

Los estibadores recuperaban la cocaína a su llegada al puerto, la sustituían por otro objeto en el contenedor que había sido abierto, escapando así a las aduanas, y la entregaban a los intermediarios.

Un total de 336 kilos se incautaron en Montoir-de-Bretagne entre junio de 2017 y abril de 2020, cuyo valor de venta supera los 16 millones de euros (18,5 millones de dólares), según el ministerio público.

La cocaína procedente de América Latina pasaba por Guadalupe y Martinica, territorios franceses en el Caribe, rumbo a su destino: la región de París.

Dos estibadores fueron detenidos en delito flagrante en octubre de 2019, cuando entregaban 140 kilos de cocaína, con un alto nivel de pureza, a intermediarios.

El tribunal de Rennes juzgará finalmente a diez personas, después de decidir procesar en otro momento a tres acusados por cuestiones de procedimiento.

Los acusados, entre estibadores, intermediarios, traficantes y remitentes de la cocaína desde las Antillas, tienen entre 32 y 56 años. Uno de ellos, de 41 años, se encuentra prófugo.

Los procesados se enfrentan a una pena de 10 años de prisión, que puede ser superior en caso de reincidencia, y a importantes multas. El proceso está previsto durante toda la semana.

Foto: Cortesía

Related Articles