Home Internacionales Senado checo quiere quitarle los poderes al presidente Milos Zeman

Senado checo quiere quitarle los poderes al presidente Milos Zeman

by Jaime De La Cruz
Zeman

La Comisión Constitucional del Senado checo, la cámara alta del parlamento checo, ve una oportunidad para quitar temporalmente la mayor parte de los poderes presidenciales de Milos Zeman, quien se encuentra en el hospital. Esta decisión se puede llamar el primer paso hacia un procedimiento constitucional para limitar las funciones de un político en el cargo.

La salud de Zeman, de 77 años, quien ha liderado el país desde 2013, a menudo ha estado en el centro de atención en los últimos años. El político padece diabetes, tiene una disminución en su audición, y tiene la presión arterial baja debido a una neuropatía en las piernas; recientemente comenzó a moverse en silla de ruedas.

La última internación por deshidratación y leve cansancio se produjo en la segunda quincena de septiembre, ya a principios de octubre, el médico del mandatario recomendó que el Zeman volviera al hospital.

Aunque el Castillo de Praga aseguró apresuradamente que el jefe de Estado se encontraba en excelentes condiciones, el 8 de octubre Zeman canceló todos los actos previstos, incluida una visita al colegio electoral y un discurso tras las elecciones. El 10 de octubre, tras reunirse con el actual primer ministro Andrej Babiš, Zeman fue trasladado en ambulancia a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Central Militar de Praga. Los medios checos informaron que el presidente estaba inconsciente y permaneció inmóvil al llegar al hospital.

El predecesor de Zeman,  Václav Klaus, quien ocupó el cargo entre 2003 y 2013, sugirió que Zeman tenía problemas hepáticos. El diario eslovaco, Denník N, informó sobre la encefalopatía hepática del presidente, y una disfunción del cerebro causada por insuficiencia hepática, citando fuentes praguenses.

Durante todo este tiempo, la administración del presidente de la República Checa no da ningún detalle oficial sobre el estado de salud de Zeman, refutando todos los informes de los medios y señalando que solo otorga “información importante”, además, “de forma cómoda, continua, pero económica”. ” El hospital calificó el estado de Zeman de “estable” y el médico tratante habló evasivamente sobre la exacerbación de la enfermedad crónica. Al mismo tiempo, se enfatiza que el propio presidente no quiere dar a conocer su diagnóstico.

Foto: Cortesía.

Related Articles